Álvaro Martín «El Portu», momentos después de ganar el concurso
Álvaro Martín «El Portu», momentos después de ganar el concurso - ical
sociedad

El ganador del Toro de la Vega: «He recibido amenazas por Twitter, Facebook y WhatsApp»

Álvaro Martín «El Portu» denuncia el acoso al que está siendo sometido desde que acabó el Torneo

Actualizado:

—¿Qué significa para usted el Torneo del Toro de la Vega de Tordesillas, dado que es de Serrada?

—Me han gustado los toros siempre, desde pequeñito. Me enteré de que ya dejaban participar a la gente de fuera, a los forasteros, y me hacía ilusión bajar por ver si tenía suerte. Al final, en mi segundo año como participante en el Torneo, me he llevado el premio.

— ¿Considera que es una auténtica atrocidad para el animal?

—Bueno… Cada uno tiene su punto de vista. Yo no estoy para nada a favor del maltrato animal, pero a mí me gustan los toros y, también, participar en el Torneo. No quiero entrar en polémicas con antitaurinos.

—¿Opina que es una competición equitativa, entre un hombre y un toro de lidia?

—Creo que es una batalla de «tú a tú», el hombre contra el animal. El toro está en el campo, en su hábitat. Ninguno tenemos ventaja sobre el otro, cada uno tiene sus defensas.

—¿Ha vivido un ambiente excesivamente tenso previo al torneo y durante el desarrollo del mismo?

—Yo estaba esperando al toro en la frontera de los límites. Del embudo que separa el pueblo del campo hacia arriba no me he enterado de nada. Me han informado de todo lo ocurrido otras personas, por lo que de lo que no veo no opino.

—El Torneo se retrasó porque los antitaurinos invadieron el recorrido ¿Cómo discurrió el tiempo de espera, sin saber qué ocurría?

—Cuanto más tiempo pasaba más nervioso e impaciente me ponía, pero más o menos nos imaginábamos lo que podía estar ocurriendo.

—En cuanto al Torneo, ¿cuántos alancearon a «Elegido»?

— Que yo sepa solo le he alanceado yo. Le metí tres lanzadas. Con la primera, echó un poquito a correr y luego ya se arrodilló. Posteriormente, se levantó y le tuve que dar otras dos, hasta que finalmente murió.

—¿Por qué compite a pie y no a caballo?

— Es más fácil a caballo bajo mi punto de vista, porque un caballo avanza el doble en el campo que una persona; pero como no tengo caballo decidí bajar a pie.

—¿Cómo describiría su intervención en la competición?

—Fue una muerte limpia, un Torneo también bastante limpio y el toro no sufrió para nada.

—¿Qué sintió al convertirse en ganador?

—Emoción, ilusión, adrenalina, un sentimiento que no se tiene todos los días.

—Sea sincero, ¿tuvo miedo en algún momento del Torneo?

—Tuve respeto, pero una vez que te centras a ir a por el toro te olvidas del miedo y lo único que quieres es hacerte con el Torneo y ganar.

—¿Ha recibido algún tipo de coacción o amenaza?

—Alguien me ha bloqueado el Facebook. Yo no me he borrado de ninguna red social, ni me he escondido de nadie. He recibido amenazas de todo tipo por Facebook, Twitter e incluso por WhatsApp. Han conseguido mi número de móvil y saben incluso mi domicilio.

—¿Qué tipo de amenazas?, ¿podría concretar más?

—Amenazas de muerte y frase como: «Ojalá te entre cáncer a ti y a toda tu familia», «Ojalá te coja un toro y te quedes en silla de ruedas»… Un acoso constante desde que gané.

—Si la normativa no cambia, ¿participará el próximo año en este festejo popular?

—Creo que no, no por este tipo de amenazas. Dije que en cuanto me llevara el premio ya no volvería. El año que viene, si se sigue celebrando, bajaré a verlo. Disfrutaré de como lo mata otro compañero, del ambiente y de la fiesta.

—Para quitar este mal sabor de boca, ¿a quién dedicó el premio?

—A mi padre que es el que está todo el año conmigo sufriendo. Vivo con él y es el que está todo el día conmigo, porque mi madre falleció.