Boquiñeni, uno de los pueblos más afectados por la crecida del Ebro
Boquiñeni, uno de los pueblos más afectados por la crecida del Ebro - EFE

Evacuados los vecinos de Boquiñeni y Pradilla (Zaragoza) por la crecida del Ebro

Los vecinos han sido trasladados a un polideportivo

Actualizado:

Los vecinos de Boquiñeni y Pradilla (Zaragoza) han comenzado a ser desalojados de sus viviendas, los primeros a petición de la Confederación del Ebro (CHE) ante el riesgo de que se rompa una mota de contención del río, y los segundos como medida preventiva.

En Boquiñeni están censadas unas mil personas y en Pradilla alrededor de seiscientas, y, aunque de momento no se han facilitado el número de personas afectadas, fuentes del Gobierno de Aragón han informado hoy a Efe de que el desalojo afecta a todos los vecinos de sendas localidades.

Dichas fuentes han explicado que la CHE ha pedido el desalojo de Boquiñeni porque la mota de contención del río igual no aguantaba la presión del mismo y no tenía muy claro que no se produjera algún incidente. En este pueblo, el desalojo se realiza con medios propios del ayuntamiento y de la comarca, además de con vehículos de particulares y autobuses.

Boquiñeni está a orillas del Ebro pero tiene además el problema de que está ubicado debajo del nivel del agua. La mota de contención era el punto principal de preocupación en Aragón en estos días y, de hecho, los soldados de la Unidad Militar de Emergencias (UME) estuvieron hace dos días intentando reforzarla, ya que había filtraciones, aunque finalmente se decidió no hacerlo porque el peso del material haría peligrar aún más esta barrera de contención. Ayer se acordó construir otra barrera unos metros más atrás, si bien ahora la opción elegida es el desalojo.

Desalojos en Buñuel

Además, seis viviendas en las que residen quince personas han sido desalojadas preventivamente en la localidad de Buñuel por el desbordamiento del río Ebro, ha informado el Gobierno de Navarra. También en Tudela han sido desalojados los cuatro inquilinos de una vivienda de la calle Terraplén que se ha agrietado después de que se desmoronase parcialmente la casa anexa, que se encuentra deshabitada, y una mujer con movilidad reducida ha sido asimismo evacuada de su domicilio en la calle Portal.

A su paso por Buñuel, el río, ha roto una de las tres motas de protección y el agua ha llegado hasta las casas más bajas de la localidad provocando el desalojo preventivo de seis de ellas y ha anegado además una extensión muy importante de tierras de labor. En este tramo final de la crecida del Ebro por territorio navarro, que ha abandonado tras pasar por Cortes, el caudal ronda los 2.400 metros cúbicos por segundo y el Gobierno ha indicado que los niveles continuarán altos en la zona durante varias horas más.