Donald Trump, con el agente de fronteras Adrian Anzaldua, durante el acto en la Casa Blanca
Donald Trump, con el agente de fronteras Adrian Anzaldua, durante el acto en la Casa Blanca - Reuters

Trump presume de un agente de fronteras hispano: «Habla un inglés perfecto»

El presidente de EE.UU. felicita a Adrian Anzaldua por la captura de un traficante que trataba de introducir en el país a 78 inmigrantes indocumentados

MadridActualizado:

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aprovechó este lunes un acto de reconocimiento a los funcionarios de Inmigración y a los agentes de fronteras para jactarse del «perfecto inglés» que habla uno de ellos, de apellido hispano, Adrian Anzaldua.

Trump, que ha hecho de la lucha contra la entrada ilegal de extranjeros una de sus grandes banderas, había organizado un evento en la Casa Blanca para felicitar a los miembros del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) y de Protección de Fronteras (CBP) para agredecer su labor. «Sin los valientes héroes del ICE y de la CBP no tendríamos seguridad, ni leyes, ni fronteras: no tendríamos siquiera un país».

En un momento dado, mencionó al agente Adrian Anzaldua -aunque sin llegar a pronunciar su apellido-, que hace algo más de una semana había capturado a un traficante de personas que trataba de introducir en el país a 78 inmigrantes indocumentados en un trailer, algo que el presidente calificó de «horrible». «El agente de fronteras que atrapó al acusado y seguro que salvó muchas vidas, está aquí con nosotros -anunció-. Adrian, ¿dónde está Adrian? Gracias, Adrián. Buen trabajo. Gracias. Son muchas vidas».

A continuación, le pidió: «Ven aquí, no estás nervioso, ¿verdad? «Habla un inglés perfecto», añadió sobre Anzaldua.

«Salvaste a 78 personas»

Trump quería que contara el episodio y cómo se sintió. «Salvaste a 78 personas», insistió.

Anzaldua relató que, después de que se detuvo al vehículo, acudió con un perro adiestrado y llevó a cabo una inspección no intrusiva. «Abrí el pestillito de la parte trasera del remolque y descubrí allí muchos individuos», continuó. «Rápidamente pedí refuerzos -rememoró-, los refuerzos llegaron, y los individuos fueron trasladados al puesto de control, ... y todos estaban en buen estado».