El presidente de Estados Unidos, Donald Trump
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump - REUTERS

Un tribunal de apelaciones de EE.UU. reduce el alcance del veto migratorio de Trump

El magistrado resuelve que abuelos, tíos y otros familiares cercanos a residentes podrán viajar al país desde las seis naciones afectadas por el veto migratorio del presidente Donald Trump o como refugiados, en un nuevo revés a la medida

WashingtonActualizado:

Un tribunal federal de apelaciones de Estados Unidos ha rechazado este jueves la petición del Gobierno para bloquear temporalmente la entrada al país a aquellos refugiados que cuenten con garantías de las agencias de reasentamiento así como a familiares cercanos de personas ya residentes en el país.

Los tres jueces del panel del Noveno Circuito de Apelaciones han suspendido la prohibición impulsada por la Administración hasta junio de 2018, declinando pronunciarse sobre si es legal, dejando la decisión en manos del Tribunal Supremo, que celebrará la primera vista sobre el asunto el 10 de octubre.

La decisión, el último golpe legal al veto migratorio aprobado por el presidente del país, Donald Trump, rebajaría sustancialmente el número de personas a las que se ha bloqueado la entrada al país.

La medida impide en estos momentos la entrada de la práctica totalidad de los refugiados que van a ser reasentados en el país, así como de los ciudadanos de Irán, Libia, Siria, Somalia, Sudán y Yemen, durante 120 días. Trump argumentó motivos de seguridad para aprobar el veto.

El Gobierno estadounidense había afirmado que los lazos familiares que justificaban el reasentamiento excluían a los abuelos, nietos, tíos, sobrinos, primos y hermanastros, si bien el tribunal de apelaciones ha dicho que "es difícil ver cómo estas personas no tienen una relación 'bona fide' con su familiar en Estados Unidos".

Asimismo, ha reconocido que la relación entre un refugiado y la agencia de reasentamiento constituye igualmente una conexión 'bona fide' con el país, abriendo el camino para el viaje de los cerca de 24.000 refugiados a los que Washington dio 'luz verde' para su reasentamiento, según ha informado el diario local 'Los Angeles Times'.

A finales de junio, el Tribunal Supremo de Estados Unidos admitió a trámite el recurso presentado por la Administración Trump contra la suspensión judicial del veto, lo que supuso la restauración de partes del mismo.

Sin embargo, el mismo tribunal de apelaciones cuestionó a finales de agosto el alcance del veto migratorio. Mientras se tramita la apelación, el Supremo ha indicado que los abuelos y otros familiares pueden entrar en el país, pero ha mantenido la medida contra los refugiados.