La policía registra a vecinos del barrio de Molenbeek, en Bruselas, tras los ataques a París REUTERS

Portugal busca a tres peligrosos yihadistas vinculados con los atentados de París

El aviso llegó a Lisboa desde Interpol y fue confirmado posteriormente por las fuerzas de seguridad españolas

FRANCISCO CHACÓN
CORRESPONSAL EN LISBOAActualizado:

Portugal busca a tres peligrosos yihadistas vinculados con los atentados del pasado 13 de noviembre en París y la policía se encuentra en estado de alerta tras detectarse su presencia en el país vecino. El aviso llegó a Lisboa desde Interpol y fue confirmado posteriormente por las fuerzas de seguridad españolas.

El cabecilla del trío es Samir Bouzid, o al menos es el nombre que consta en su documento de identidad, aunque no se sabe aún si es falso o no. En cuanto a sus acompañantes, se trata de Guiavarch y Memdi Khaddour.

La alerta recibida indica a los portugueses que estos individuos pueden ir armados y que escaparon de las redadas que se efectuaron en Molenbeek, el barrio de Bruselas con amplias capas de población musulmana.

Las informaciones recogidas por Interpol señalan que salieron de Bélgica a bordo de un Citroën y que existen sospechas de que al menos una mujer y dos niños van con ellos.

La policía portuguesa teme que los yihadistas entren en contacto con círculos radicales de Lisboa, desde donde ya se ha demostrado que los extremistas islámicos habían trazado un itinerario hacia Londres como paso previo al desembarco en los campos de entrenamiento del Daesh en Siria.

La huida de estos terroristas guarda, además, relación con la polémica ley belga que impedía efectuar operaciones policiales en horario nocturno. Un resquicio legal aprovechado por los grupos fundamentalistas que se mueven (al menos hasta ahora) con asiduidad entre Bruselas y París.