Puerto Príncipe, capital de Haití, se ha convertido en un caos tras no llegar ayuda para todos. / Ap

El número de víctimas mortales por el terremoto en Haití superará las 100.000 personas

AGENCIAS
PUERTO PRÍNCIPE/MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La situación en Haití es catastrófica, la población está cada vez más agresiva por la falta de agua y comida y los cadáveres han empezado a ser incinerados en fosas improvisadas en las calles de Puerto Príncipe. El primer ministro, Jean Max Bellerive, se ha mostrado convencido de que la cifra de víctimas mortales superará las 100.000 personas. Muchos miles más son los afectados, que esperan algo de comida y agua. El Gobierno ha recibido de la ayuda internacional más alimentos de los que puede almacenar y distribuir, según el coordinador nacional alimentario nombrado tras el terremoto, Michel Chancy.

En una macabra descripción de la situación a seis días del terremoto que devastó la capital haitiana, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha denunciado que la "indiferencia se está instalando" y "la gente ha empezado a tirar los cadáveres frente a las puertas" mientas que los testigos denuncian la cremación improvisada de cadáveres en la misma ciudad. Además, "la búsqueda de cadáveres parece haber terminado", mientras que los hombres buscan entre los escombros cualquier cosa que les pueda ser útil.

En un informe actualizado, el CICR señala que la situación sanitaria en los improvisados campamentos de damnificados sigue deteriorándose, lo que aumenta el riesgo de brote de enfermedades. El organismo humanitario internacional ha constatado que todos los que disponen de medios económicos están escapando y que la frontera con la República Dominicana está repleta de personas tratando de salir de Haití. También cerca del aeropuerto, personas con la doble nacionalidad haitiana y estadounidense están haciendo cola frente a la Embajada de EEUU para poder salir del país.

Según los datos que maneja el Gobierno, aportados por el primer ministro, en la capital haitiana han sido retirados ya más de 70.000 cadáveres mientras que son "incalculables" los enterrados o incinerados por las propias familias de las víctimas y las fuerzas de la Misión de Estabilización de la ONU para Haití (MINUSTAH). Jean Max Bellerive ha señalado que unas 300.000 familias se han quedado sin vivienda, lo que elevaría el total de personas sin techo a 1,5 millones, dado que estima en cinco el número medio de habitantes por cada casa. Además, ha elevado a tres millones de personas los afectados por la destrucción parcial o total de sus viviendas.

Ante esta situación, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha pedido al Consejo de Seguridad que amplíe la misión de estabilización en Haití con 3.500 "cascos azules" más para reforzar la seguridad y mejorar la distribución de asistencia. Ban, que ha informado al Consejo de su visita de seis horas efectuada el domingo al país antillano, ha reclamado también que el incremento de las fuerzas internacionales de paz en Haití "se prolongue durante seis meses".

Contribución europea

La Unión Europea destinará a Haití al menos 429 millones de euros tanto en ayuda humanitaria de emergencia como para contribuir a medio y largo plazo en las labores de reconstrucción del país, según los datos globales aportados por la Comisión Europea. Además, los 27 estudian esta tarde el envío al país de unos 150 efectivos de la denominada Gendarmería europea para facilitar que la ayuda humanitaria llegue a la población afectada por el seísmo, según ha explicado el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, al término del consejo extraordinario de ministros de Desarrollo de la UE convocado para coordinar la ayuda europea al país.

La contribución financiera de la UE en su conjunto se eleva de momento a un total de 429 millones de euros, de los cuales 92 proceden de las aportaciones realizadas por los Estados miembros, 30 millones de la Comisión Europea; 107 de fondos ya existentes que se han redirigido a Haití y otros 200 millones se barajan para el medio y largo plazo destinados a la rehabilitación.

La Alta Representate de la Unión Europea para la Política Exterior y la Seguridad Común, Catherine Ashton, que ha presidido el consejo, ha puesto de relieve la acción "rápida" de la Unión Europea y los esfuerzos de coordinación con Naciones Unidas y Estados Unidos, recordando que viajará a Washington precisamente para coordinar las actuaciones.

EEUU acalla las críticas

Tanto Ashton como Moratinos han negado haber recibido quejas por parte de Francia acerca de la gestión del aeropuerto que están realizando los norteamericanos. "No he recibido ningún tipo de queja", ha destacado Ashton. Todo se ha hecho con buena colaboración", ha insistido Moratinos, que ha hablado de una intervención norteamericana "muy positiva" que quiso agradecer. En todo caso, ha admitido que la llegada masiva de la solidaridad internacional ha llevado en algunos momentos a una presencia muy numerosa de aviones, de ahí que, a petición de Naciones Unidas se esté iniciando un apoyo marítimo y apoyo logístico a través de barcos para facilitar el acceso, la salida y entrada de Haití. Para salir al paso de las críticas, Estados Unidos ha emitido un comunicado conjunto con las autoridades haitinanas en el que asegura que el país caribeño considera "esenciales" sus esfuerzos y ha solicitado su asistencia.

A Puerto Príncipe ha llegado el ex presidente Bill Clinton, enviado especial de la ONU, para reunirse con el presidente René Preval y seguir de cerca las tareas humanitarias. Además de su papel como enviado de Naciones Unidas, el ex mandatario, al que acompaña su hija Chelsea, impulsa un fondo de recaudación para los damnificados junto al también ex presidente estadounidense George W. Bush.

La aportación española

España, según ha destacado Moratinos, ha reaccionado "inmediatamente" a las peticiones de Naciones Unidas enviando el buque 'Galicia' y también evalúa enviar una compañía de ingenieros para mejorar las infraestructuras. Mientras, la contribución española ha consistido hasta ahora en una ayuda urgente de 6 millones de euros pero la totalidad de la ayuda, a través de distintos instrumentos a medio plazo, será de 141 millones de euros, abundó el jefe de la diplomacia.

En cuanto a la aportación española a la fuerza de Gendarmería europea que podría viajar a Haití, Moratinos no ha querido adelantar la cifra pero aseguró que será "proporcional" al compromiso que está demostrando.