Inmigrantes intentan cruzar la frontera en el estado de Tijana (México)
Inmigrantes intentan cruzar la frontera en el estado de Tijana (México) - AFP

México recopila información biométrica de los inmigrantes a cambio de fondos de EE.UU.

El Departamento de Estados ha asignado más de 100 millones de dólares a través de la Iniciativa Mérida para que mejore sus controles migratorios

Corresponsal en Ciudad de MéxicoActualizado:

El Gobierno de México empezará a recopilar información biométrica de los migrantes que cruzan el país y los enviará a Estados Unidos a partir desde este año. De acuerdo con un informe del Congreso estadounidense, el Departamento de Estados ha asignado a México más de 100 millones de dólares a través de la Iniciativa Mérida para que México mejore sus controles migratorios, incluyendo una partida para que durante 2019 el país latinoamericano recoja información biométrica y la mande para que Estados Unidos pueda cruzarlos con sus propias bases de datos.

Según el informe titulado «Los esfuerzos de control migratorio de México», publicado por el Servicio de Investigación del Congreso de Estados Unidos, el Departamento de Estado también ha entregado financiamiento a ACNUR (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados) y otras organizaciones internacionales para que mejor el proceso de solicitar asilo de refugiado en México, un financiamiento que persigue desmotivar a los migrantes para que frenen su camino hacia el norte y, en consecuencia, sea el país mesoamericano el que absorba el éxodo que fluye desde Centroamérica. Aproximadamente 500.000 personas abandonan cada año Centroamérica destino Estados Unidos, según cálculos de Médicos Sin Fronteras.

El informe del Congreso revela que el número de peticiones de asilo se ha disparado en México en el último lustro. De menos de 1.000 peticiones que se produjeron en 2013, México recibió casi 12.000 en 2018, año marcado por la salida desde Centroamérica de algunas masivas caravanas rumbo Estados Unidos que en algún momento llegaron a rondar las 5.000 personas. Mientras tanto, los fondos han servido para crear una red de comunicaciones seguras entre las agencias mexicanas ubicadas en la frontera sur con Guatemala y Belice, infraestructura que comenzó a operar recientemente, revela el documento.

A su vez, el reporte indica que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien tomó posesión el 1 de diciembre, se ha mostrado favorable a dar asilo a los centroamericanos, sin embargo, ha exigido al Gobierno de Estados Unidos que invierta en el sur del país y en Honduras, El Salvador y Guatemala para reducir la inmigración ilegal. Según dijo AMLO durante una rueda de prensa en marzo, Estados Unidos ha prometido invertir 4.800 millones de dólares para crear empleos en México y 2.500 millones en Centroamérica.

Justamente, la Casa Blanca anunció esta semana que cortará los aproximadamente 500 millones de dólares en ayudas al desarrollo de El Salvador, Guatemala y Honduras por su fracaso a la hora de impedir la partida de caravanas de emigrantes.

Creada en 2008, la Iniciativa Mérida es un proyecto establecido entre Estados Unidos y los países centroamericanos para combatir el crimen organizado, el narcotráfico y la inmigración ilegal. Según el informe del Congreso, Estados Unidos ha entregado a México unos 2.900 millones de dólares desde el año fiscal 2008 para que fortalezca su lucha en esos frentes.