Leopoldo Lóepz, con los medios ante la residencia del embajador de España - Vídeo: El padre de Leopoldo López: «Mi hijo no ha solicitado asilo, es un huésped de la Embajada española»

Leopoldo López: «No quiero volver a la cárcel, la cárcel es un infierno, pero no le tengo miedo a la dictadura»

El dirigente opositor anuncia «nuevos alzamientos militares»

Última hora de Venezuela en directo

Actualizado:

El dirigente opositor venezolano Leopoldo López advirtió ayer de que habrá nuevos alzamientos militares contra el Gobierno de Maduro, al que no reconoce y al que intentó derrocar con una efímera rebelión encabezada por el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, junto a un puñado de uniformados el pasado martes.

López se encuentra en calidad de huésped en la residencia del embajador de España en Caracas, Jesús Silva. Desde dicha residencia, declaró a los medios que no tiene «miedo» a la cárcel -en la que ya estuvo más de tres años- en respuesta a la orden de captura en su contra emitida ayer por el Tribunal Supremo de Venezuela, después de que López abandonase el martes su arresto domiciliario gracias a un indulto que le otorgó Guaidó.

A las 5.00 de la tarde, (hora local), el líder del partido Voluntad Popular aseguró que la decisión de alojarse en el recinto diplomático fue de él y que nada tiene que ver el Gobierno español con ello. «Agradecemos el apoyo de Pedro Sánchez. La decisión de venir acá es mía, no del Gobierno de España. Mi condición es de huésped. Estoy acá porque si no me detendrán de nuevo».

Sobre la orden que liberó el Tribunal de Caracas, y que ratificó el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), López ha dicho que no quiere «volver a la cárcel. La cárcel es un infierno, pero también quiero dejar claro que no le tengo miedo a la cárcel, ni a Maduro ni a la dictadura. El quiebre ha comenzado, la fisura que comenzó el 30 de abril, se convertirá en una grieta».

Ha explicado que mientras se mantuvo prisionero en su domicilio, estuvo en conversaciones con líderes de varios países, y en tal sentido, ha asegurado que el proceso para cesar la usurpación de Nicolás Maduro se ha estado preparando, por lo que descartó que sea una improvisación: «Esto se planificó».

Del mismo modo, el otrora preso político ha sostenido que en su vivienda recibió y se reunió con muchos funcionarios del cuerpo castrense, por lo que afirmó que vendrán más movimientos del sector militar. «El día 30 de abril un grupo de venezolanos uniformados decidieron cumplir con su Constitución, con el artículo 333. Dejaron a un lado el miedo, la intimidación y el chantaje», ha dicho López.

Este martes, él junto con el presidente interino, Juan Guaidó, aparecieron en la base aérea La Carlota, en Caracas, con un grupo de 40 militares en lo que se definió como el inicio del levantamiento militar que pondrá fin al régimen de Maduro. López espera que sean semanas las que pasen para celebrar el cese de la usurpación. «No vamos a descansar bajo ninguna circunstancia hasta lograr el cese de la usurpación», sentenció.

«Estamos creando una coalición que solo tiene comparación con la que se realizó en la Segunda Guerra Mundial. El quiebre se va a dar, tengan confianza, conozco el rango militar, conozco sus sentimientos, y sé que ellos están indignados al ver a niños que están muriendo. Sé que ellos se sienten impotentes cuando ven que las tropas que ellos están comandando comer arroz con gusanos», señaló López, antes de volver a la residencia diplomática.