Imagen de Jeff Sessions, propuesto para fiscal general, fechada en mayo de 2013
Imagen de Jeff Sessions, propuesto para fiscal general, fechada en mayo de 2013 - Efe

Jeff Sessions, propuesto para fiscal general

El senador que fue rechazado para ser juez por su racismo

Corresponsal en WashingtonActualizado:

Si el cambio que va a imprimir Donald Trump a su Administración se midiera por la elección del futuro Fiscal General, pendiente de anunciarse su aceptación, sería tan profundo como controvertido. A Loretta Lynch, una afroamericana que bajo el mandato del presidente Obama se ha caracterizado por su trabajo en pos de la igualdad racial, le va a sustituir el veterano senador Jeff Sessions.

Procedente de Alabama, uno de los estados que más tarde acataron la Ley de Derechos Civiles, el pasado del que fuera fiscal en el distrito sur de su estado no invita a pensar que vaya a seguir el mismo camino que Lynch. En el episodio más polémico y recordado, el Comité Judicial del Senado rechazó en 1986 la nominación para juez que había aprobado el presidente Ronald Reagan, por sus comentarios racistas. Después de estudiar el informe correspondiente, el órgano de la Cámara Alta decidió que no era la persona adecuada para juzgar desde el mismo distrito de Alabama en el que representaba al Gobierno federal. Un hecho que sólo se ha producido dos veces en cincuenta años.

Sessions, que el próximo día de Nochebuena cumplirá 70 años, se ha distinguido en la campaña electoral por ser uno de los pocos congresistas fieles a Donald Trump desde el principio, incluso ya durante el proceso de primarias, cuando el establishment republicano y sus múltiples cargos electos se dedicaban a hacer el vacío al outsider neoyorquino. Con veinte años de trayectoria como senador, Sessions es un político de trato afable, siempre dispuesto a hablar con la prensa, como ha comprobado este corresponsal durante la reciente campaña electoral.

Nacido en Selma (Alabama), Jefferson Beauregard «Jeff» Sessions III, de origen inglés, se graduó en Artes en Huntingdon College, en Montgomery, y en Derecho en la Universidad de Alabama. Tuvo inclinación hacia la política desde sus años universitarios, cuando ingresó ya en las juventudes republicanas. Está casado y tiene tres hijos.