Tero Varjoranta
Tero Varjoranta - AFP

Inesperada dimisión del experto encargado de supervisar el acuerdo nuclear con Irán

Teherán atiza la cólera en las calles mientras busca negociar por la vía diplomática con el resto de socios

CORRESPONSAL EN JERUSALÉNActualizado:

Irán vivió una jornada de oración y protesta marcada por la decisión de Donald Trump de retirarse del pacto nuclear, la inesperada dimisión del director de la misión de al Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) en el país y por la escalada de tensión con Israel en Siria. El sector ultraconservador se echó a las calles tras el rezo del mediodía y al grito de «¡Muerte a Estados Unidos, muerte a Israel!» pidió a su Gobierno que se olvide del acuerdo atómico y no se fíe de la palabra de los países europeos, el mismo mensaje lanzado esta semana por el Líder Supremo, Alí Jamenei. El ministro de Exteriores, Javad Zarif, sin embargo, apuesta por la diplomacia y realizará una gira por China, Rusia y Bruselas para garantizar que el acuerdo puede sobrevivir pese a la ausencia de EE.UU.

Después de 24 horas de silencio, el portavoz iraní de Exteriores, Bahram Qasemí, denunció que «los múltiples ataques del régimen sionista (Israel) en suelo sirio, que se hicieron bajo pretextos inventados y sin fundamento, constituyen una violación de la soberanía nacional y la integridad territorial de Siria». La república islámica negó el lanzamiento de cohetes contra los Altos del Golán, que Israel ocupa desde 1967, y señaló que Siria tiene derecho a responder «en legítima defensa» en caso de ataques como los que lanza Israel. Una versión opuesta a la ofrecida la víspera por los israelíes.

Nuevo escenario

La decisión de Trump abre un nuevo escenario en la región, para alegría de Israel y Arabia Saudí que confían en que la vuelta de las sanciones obligue a Irán a limitar sus operaciones en Siria y Yemen. En mitad de un momento tan sensible, la AIEA anunció la dimisión del responsable de la misión que supervisa que los iraníes cumplen lo pactado en 2015, Tero Varjoranta. El organismo internacional nombró como sustituto a Massimo Aparo y aseguró que «el trabajo de la agencia sigue delante con la máxima profesionalidad». La AIEA debe publicar un nuevo informe sobre la actividad nuclear iraní antes de dos semanas.

El ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, aprovechó la jornada para visitar la frontera norte y lanzó un mensaje al presidente sirio, Bashar Al Assad. «deshazte de los iraníes. Deshazte de Qasem Soleimaní (jefe de las Fuerzas de Al Quds) y de las Fuerzas Al Quds (unidad de élite de los Guardianes de la Revolución). No ayudan, solo te hacen daño». Los israelíes insisten en que el establecimiento de bases de Irán en Siria es una «línea roja» que no van a permitir que se cruce.