Miembros del ejército iraquí celebran la victoria en Tel Afar
Miembros del ejército iraquí celebran la victoria en Tel Afar - AFP

Fuerzas iraquíes recuperan casi toda la comarca de Tel Afar en una semana

El ejército iraquí casi domina por completo la provincia homónima y ha dispuesto refugios para los civiles desplazados

ErbilActualizado:

Las fuerzas conjuntas iraquíes se hicieron hoy con el control de toda la ciudad de Tel Afar y dominan casi por completo la comarca homónima, una semana después de haber lanzado su ofensiva contra el grupo terrorista Daesh, que no ofreció resistencia en sus últimos bastiones en esta zona.

El comandante de las Operaciones Conjuntas iraquíes, Abdelamir Yaralá, informó hoy de que las tropas tomaron los barrios de Al Askari y Al Senaa al Shamaliya, además de la zona de la Puerta de Tel Afar y el recinto ferial, todos ellos en el extrarradio nororiental de la urbe.

De esta forma consiguieron dominar toda la ciudad, en la que penetraron hace tan sólo cinco días y en cuyo interior no había un gran número de civiles.

Además, se cree que los pocos combatientes del Daesh que estaban en Tel Afar no tenían una estrategia para resistir ni los suministros militares suficientes, debido a que la zona ha estado cercada por las milicias progubernamentales Multitud Popular en las pasadas semanas.

Las fuerzas conjuntas, en las que las milicias desempeñan un destacado papel, avanzan ahora en dirección al municipio de Al Ayadiya, a unos 15 kilómetros al norte de Tel Afar, hacia donde han huido muchos de los yihadistas.

En la comarca de Tel Afar, las fuerzas gubernamentales recuperaron hoy el control de hasta doce localidades y la principal planta de gas.

Mientras, tomaron también los pueblos de Al Bashar y Al Najua, ubicados al este de Al Ayadiya, situándose así en el acceso del municipio.

Las operaciones militares contra el Daesh y los enfrentamientos entre los dos bandos han forzado a miles de familias a abandonar sus hogares desde antes del inicio de la ofensiva, y las autoridades iraquíes, en colaboración con organizaciones humanitarias, están proporcionando acogida a estos desplazados.

El Ministerio iraquí de Migración inauguró hoy un nuevo campamento para los desplazados de Tel Afar en el municipio de Nimrud, 35 kilómetros al sureste de la ciudad de Mosul, de la que huyó más de un millón de personas por la ofensiva que se desarrolló allí entre octubre de 2016 y julio de 2017.

En un comunicado el citado ministerio informó de que el campamento tiene capacidad para 3.000 familias, a las cuales se les proporciona una tienda, alimentos, medicamentos y artículos de higiene básicos.

Asimismo, señaló que los desplazados están llegando al campamento desde los centros de control de seguridad de Hamam al Alil, donde las fuerzas iraquíes comprueban que no pertenecen ni han colaborado en el pasado con el Daesh.

El director del Departamento de Migración de la provincia de Nínive -de la que Mosul es capital-, Jaled Abdelkarim Ismail, dijo a Efe que hoy han recibido a 1.500 desplazados de varios puntos de Tel Afar en el nuevo campamento de Nimrud.

Además, aseguró que el Ministerio continuará evacuando a los civiles de las zonas de combate y a ofrecerles alojamiento y ayuda humanitaria urgente, hasta que sea necesario.

Por su parte, el primer ministro iraquí y jefe de las Fuerzas Armadas, Haidar al Abadi, alabó hoy a sus tropas, «que han liberado la mayor parte de la comarca» de Tel Afar.

En una rueda de prensa en Bagdad con su homólogo checo, Bohuslav Sobotka, Al Abadi dijo que «esta hazaña» ha sido posible gracias a «la gran coordinación entre las fuerzas heroicas, que trabajan bajo el paraguas del Estado y bajo una comandancia unida», en referencia a las unidades del Ejército, la Policía y las milicias.

Al mismo tiempo, advertió de que los yihadistas pueden llevar a cabo actos «de sabotaje», después de haber fracasado en el campo de batalla.

En las zonas de Irak donde el Daesh ha perdido el control del territorio conquistado en 2014, ha seguido llevando a cabo ataque terroristas, por lo que eso podría ocurrir también en Nínive.

Los yihadistas irrumpieron y conquistaron la mayor parte de la región, incluida su capital, Mosul, en verano de 2014 y las fuerzas iraquíes han conseguido «liberar» la mayor parte de la provincia en una gran ofensiva lanzada el pasado mes de octubre, siendo la de Tel Afar su última fase.