¿Qué falló en el golpe de estado de Turquía?

Es el momento más crítico: los golpistas atacan el parlamento. Un helicóptero rebelde ya ha...

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Es el momento más crítico: los golpistas atacan el parlamento. Un helicóptero rebelde ya ha abierto fuego sobre el cuartel de las fuerzas armadas. Los sublevados han tomado el principal aeropuerto en Estambul y, arma en mano, el mayor canal estatal de televisión. Su objetivo, acabar con la era Erdogan y establecer una junta de gobierno. Según las autoridades turcas, lo tenían todo planificado, hasta los nombres para el control de los puestos estratégicos. Pero todo fracasó, en una cadena de errores difíciles de explicar. Primer gran fallo: no neutralizar al Jefe del Estado. El presidente Erdogan, de vacaciones en un balneario, pudo dirigirse al país, vía movil, para llamar a la población a frenar el golpe. Otro error de los rebeldes: no lograr un total apagón informativo. En la era de las redes sociales, internet solo estuvo bloqueado parcialmente. Parece que los golpistas pertenecen a una pequeña facción dentro del Ejército: unos tres mil efectivos, pocos de rango superior a coronel. Tan pocos que hubieran necesitado intimidar al resto, controlando a la cúpula militar. Pero otro fallo, solo consiguieron secuestrar al jefe del estado mayor, efectista aunque no suficiente. Mal planificado, sin apoyo social y sin apoyo político, todos los grupos de la oposición, se situaron al lado del gobierno. Sin un rostro claro, a estas alturas no conocemos ni una sola cara del golpe. Demasiados interrogantes alimentan teorías en las redes sociales, como la de un falso golpe para apuntalar el poder Erdogan. Porque lo que está claro es que el presidente sale reforzado.-Redacción-