Extrabajadores de Pdvsa en huelga de hambre exigen cobrar sus deudas

Tras la nacionalización de la firma venezolana se les prometió una indemnización

CaracasActualizado:

Ocho días llevan en huelga de hambre varios extrabajadores de la Faja Petrolífera del Orinoco, al sur de Venezuela, para intentar cobrar la deuda que tiene con ellos el régimen venezolano desde hace años. A día de hoy no han recibido ni su dinero ni respuestas por parte de Nicolás Maduro, tras ser despedidos de Pdvsa como consecuencia de la nacionalización de la empresa que llevó a cabo Hugo Chávez. En su momento se les prometió una indemnización que hasta el día de hoy ninguno ha cobrado. De los 400 trabajadores afectados por esta situación, 50 se trasladaron a la ciudad de Caracas hace 16 meses para exigir sus pasivos laborales. La veintena de extrabajadores del petróleo se encuentra a pocos metros del Palacio presidencial de Miraflores para que sus peticiones sean tenidas en cuenta, pero son ignorados.

En estos meses 17 personas han muerto. Muchos de los que se encuentran en huelga de hambre desde hace una semana temen perder la vida antes de recibir la respuesta que han solicitado. Humberto Sifontes asegura que su familia está preocupada por la decisión que ha tomado. «Yo era un obrero y en esta lucha he visto morir a mis compañeros -explica a ABC-, a muchos les ha dado neumonía, por el frío que hace en las noches. Dormimos sobre cartón y en la calle». Asegura que solo toman agua y tienen una alimentación a base de sueros para evitar la descompensación y la deshidratación.

Son chavistas

Todos ellos reclaman directamente a Maduro. «No se justifica que estemos aquí quienes lo elegimos a él como presidente, y estemos ahora en esta situación», ha dicho, por su parte, Ricardo Bello. «Ayer nos enteramos de que murió otro compañero que estuvo aquí con nosotros. Yo pienso seguir en huelga de hambre hasta que tengamos el resultado. Yo llegué aquí con 84 kilogramos, ahorita estoy pensando 50. No es fácil estar sin comer, pero tenemos que tomar estas acciones para que nos oigan. Pero nadie quiere dar la cara, parece que nos tuvieran miedo», sostuvo Bello.

El Gobierno de Hugo Chávez le ganó una demanda a la gigante petrolera Exxon Mobil en 2007 luego de que nacionalizara varios de sus activos en Venezuela. Por esa razón, la compañía con sede en Texas, acudió a instancias internacionales para recuperar sus activos, o al menos para recibir una indemnización, y aprovechó para demandar a Venezuela por incrementar las regalías y otros tributos que comenzó a aplicar el Gobierno de Chávez a partir de 2004.

Pero la demanda la ganó Venezuela y Exxon Mobil sufrió un revés judicial cuando un tribunal de Londres desestimó la solicitud de que se congelaran bienes por 12.000 millones de dólares. La estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) solo pagó 225 millones de dólares. Y por la nacionalización de la Faja del Orinoco resultaron afectadas también las empresas estadounidenses Conoco Phillips y ChevronTexaco; la francesa Total, British Petroleum y la noruega Statoil.

«Chávez, tras ganar la demanda, dijo en Cuba que cobraríamos los pasivos laborales y dio la orden de pago. Pero el hombre se murió y no nos han dado nada. Tampoco hemos podido reunirnos con un representante del Gobierno de Maduro. Yo quiero lo que me corresponde, porque el gobierno nos lo debe, porque quiero regresar a mi hogar con mi familia», expresó también Ubaldo Núñez. «Yo le pido al presidente Maduro que nos responda», exigió Núñez. La cifra de la deuda se desconoce y muchos de los afectados explican que ese monto quedó devaluado por la hiperinflación que padece Venezuela.