La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon
La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon - EFE

Escocia prepara un segundo referendum de independencia para el caso de que haya Brexit

La ministra principal Nicola Sturgeon espera tener listo para antes de finales de este año la legislación necesaria para solicitarla formalmente a Londres

Actualizado:

La nacionalista Nicola Sturgeon vuelve a la carga con sus planes de independencia para Escocia. La ministra principal escocesa desvelaba aeste miércoles su nuevo intento para celebrar un segundo plebiscito en la región antes de que acabe su legislatura, en el año 2021. Sturgeon enmascara ahora esta nueva petición, que ha desvelado en un discurso ante el Parlamento de la región británica, en el contexto de que su país no apostó por el Brexit y que, por eso, si «Reino Unido sale de la UE, la opción de que Escocia sea una nación europea independiente debería ser ofrecida», aseguraba.

La líder del Partido Nacionalista Escocés confirmó que los trámites ya están en marcha y que tendrá listo para antes de finales de este año la legislación necesaria para solicitarla formalmente a Londres. Sabe Sturgeon que necesitan la aprobación del Gobierno británico para llevar a cabo ese nuevo referéndum de independencia y que el Ejecutivo británico se negará de nuevo a esta posibilidad como ha venido haciendo desde hace años.

La ministra principal escocesa exprime ahora sus opciones para buscar la secesión tras haber tenido que echar atrás sus planes en 2017 cuando su partido perdió 21 diputados en las elecciones generales celebradas ese año en Reino Unido.

Un nuevo intento, el de Sturgeon, que viene sujeto a un propósito electoral ya que necesita encontrar la manera de mantener viva la llama de la posible independencia con la que satisfacer a sus votantes. Todo a pesar de saber que hay pocas perspectivas de un voto inminente.

Todo a pesar de las últimas encuestas realizadas en Escocia, que siguen mostrando claramente que sus ciudadanos continúan rechazando la independencia del país como ya demostraran en el año 2014 durante la celebración de ese primer referéndum en el que la opción de permanecer en Reino Unido se impuso por un 55% frente al 45% que apostaba por separarse.