La enfermera de Hugo Chávez y su ex jefe de seguridad tienen una fortuna en los paraísos fiscales

La filtración de los Papeles de Panamá revela 241.000 archivos sobre Venezuela

CARACASActualizado:

Claudia Patricia Díaz Guillén, sargento técnico de la Guardia Nacional Bolivariana y enfermera del fallecido presidente Hugo Chávez , termino siendo la Tesorera General (2011-2013). Ella y su esposo, el capitán Adrián Velasquez, alias “Guarapiche”, y ex jefe de seguridad del difunto, tienen una fortuna de 2.000 millones de dólares y viven en República Dominicana, aseguró Carlos Tablante, ex gobernador de Aragua, ex constituyente y autor del libro “El gran saqueo”.

La enfermera presidencial Claudia Díaz y su esposo el ex edecán Adrián Velásquez, ambos del entorno personal de confianza de Chávez, el militar Victor Cruz Weffer, ex jefe del Programa Bolívar 2000, empresarios y funcionarios de la estatal Petróleos de Venezuela, Pdvsa, figuran entre los primeros altos cargos venezolanos que defraudaron fondos públicos en la filtración masiva denominada los Papeles de Panamá en los que Venezuela aparece con 241.000 archivos.

La filtración de datos más grande de la historia, incluso mayor que Wikileaks, también salpica a más de 140 personalidades de 50 países, que participaban en sociedades “offshore” en 21 paraísos fiscales. La documentación la obtuvo el diario alemán Suddetsche Zietung, fue procesada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (CIPI) y cedida a 100 medios de comunicación.

Pero antes de que transcendieran los Papeles de Panamá, ya el ex gobernador Carlos Tablante publicó en febrero pasado en su libro “El gran Saqueo” la historia de la corrupción que se ha adueñado de Venezuela. “La corrupción política está manchada con la sangre de la violencia y el homicidio, creó un entramado de intereses que asumió el control de las finanzas públicas y planificó de manera sistemática el saqueo de los dineros públicos”, destacó Tablante. “La corrupción ha creado un efecto viral sobre la sociedad y en muchos asuntos el Estado termina mezclando lo legal con lo ilegal”, acotó.

Afirma que la enfermera de Chávez y su marido el edecán Velásquez, que eran clientes del bufete panameño Mossack Fonseca, actuaron con la mayor impunidad. “Alrededor de la Oficina Nacional del Tesoro del Banco Central de Venezuela, del Ministerio de Finanzas y de la Vicepresidencia de Finanzas de Pdvsa se crearon estructuras de productos financieros, es decir, papeles, bonos y notas estructuradas que se vendían en bolívares y con pagaderos en dólares”, señala Tablante.