May dice que España «no ha conseguido lo que quería» respecto a Gibraltar

En una comparecencia en la Cámara de los Comunes, la «premier» conservadora ha agradecido el trabajo que ha desempeñado el ministro principal, Fabian Picardo

Corresponsal en LondresActualizado:

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, ha vuelto a repetir este lunes en la Cámara de los Comunes que su posición sobre Gibraltar no cambiará, y ha asegurado que el Gobierno español «no ha conseguido lo que quería con Gibraltar», que era modificar el texto del acuerdo al que Reino Unido ha llegado con la Unión Europea y que fue refrendado en la cumbre del pasado domingo.

May ha dado explicaciones ante el Parlamento británico sobre la reunión de los líderes europeos, y ha dejado un mensaje a los gibraltareños: «Siempre estaremos a vuestro lado, estamos orgullosos de que Gibraltar sea británica».

Su Gobierno «no ha abandonado» a Gibraltar, ha dicho May, que ha expresado de nuevo que para la relación futura que Gran Bretaña tendrá con la UE, su Ejecutivo «negociará por toda la familia del Reino Unido, incluyendo Gibraltar», y que han trabajado durante todo este periodo «estrechamente», tanto con su homólogo español como con el gibraltareño.

May, que ha rendido homenaje al ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, ha confirmado que «todos los aspectos del acuerdo han sido consensuados con Gibraltar».

Ataques de la oposición

La «premier» ha hecho mención en los primeros minutos de su declaración ante la Cámara de los Comunes a este asunto, lo que le ha valido los reproches del líder de la oposición. El laborista Jeremy Corbyn ha acusado a May de «bajar la guardia». También le reprochó, desde su propia bancada, de haber hecho concesiones al Gobierno español con Gibraltar.

Solo un día después de esa cumbre europea que aprobaba el acuerdo de retirada, la primera ministra británica se ha enfrentado de nuevo a las críticas tanto de propios como de ajenos en otra dura sesión de debate en Westminster.

May ha vuelto a repetir que este acuerdo es «el mejor y único posible», que no apoyarla sería crear más «división» en el país y que decir no al texto sería volver «a la casilla de salida de todo el proceso». Además, la líder conservadora ha advertido de que la «incertidumbre» reinará si los diputados tumban el pacto con Bruselas. «Nadie sabe lo que ocurrirá si el Parlamento de Reino Unido rechaza el acuerdo final de Brexit alcanzado con la UE», ha señalado May.

Hasta una hora de debate ha tardado la premier en escuchar una opinión favorable a su acuerdo. Tanto la oposición como los miembros de su propio partido han vuelto a criticarlo y a recordar a May que no tiene los apoyos necesarios en el Parlamento para sacarlo adelante.

Nadie está «satisfecho»

La «premier» se ha vuelto a escudar en que ninguna de las partes está «completamente satisfecha» con el texto y que estos meses de duras negociaciones requirieron «dar y recibir por ambas partes».

El punto más criticado ha vuelto a ser el de la frontera con Irlanda y la «salvaguarda» que tendrá que imponerse si Reino Unido o la UE no encuentran un mecanismo que, tras el periodo de implementación que durará hasta diciembre de 2020, impida levantarla de nuevo. «No hay acuerdo que venga sin este mecanismo y sin este mecanismo no hay acuerdo», ha confirmado.

Hoy ha comenzado un debate que se espera duro, y que puede extenderse al menos dos semanas ya que, casi con total seguridad, el voto final sobre el brexit tendrá lugar en la Parlamento británico el próximo 12 de diciembre.