La defensa de Carromero pide la absolución con «abundantes alegaciones»
Él vicesecretario de NNGG del PP de Madrid, Ángel Carromero, en un vídeo de la televisión cubana - abc

La defensa de Carromero pide la absolución con «abundantes alegaciones»

Este viernes se celebra en Cuba el juicio contra el político del PP por la muerte de los disidentes Oswaldo Payá y Harold Cepero

madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Entre extremas medidas de seguridad, el español Ángel Carromero se enfrenta este viernes en Bayamo al juicio por el homicidio de los disidentes Oswaldo Payá y Harold Cepero, en un cuestionado accidente de tráfico ocurrido el 22 de julio cerca de esa ciudad del oriente de Cuba.

La Fiscalía pide siete años de prisión para el vicesecretario de Nuevas Generaciones del PP de Madrid, mientras su defensa solicitará la absolución apoyada de «abundantes alegaciones», que sólo en enunciados ocupa catorce folios, según pudo saber ABC de fuentes solventes.

Hace poco se le hizo llegar una biblia y tabaco

En principio, el juicio «oral y público» está previsto que comience a las nuevede la mañana (tres de la tarde en la España peninsular) en el Tribunal Provincial Popular de Granma (la provincia de Bayamo) y dure un día.

Cinco magistrados integran el tribunal, tres profesionales y dos legos en derecho.

La calle del juzgado provincial permanece cortada y con un fuerte dispositivo de seguridad, según fuentes de la disidencia, que ha sido advertida de que debe permanecer alejada.

Carromero, de 26 años, conducía el vehículo que se estrelló contra un árbol en la carretera que une Las Tunas y Bayamo. Como consecuencia del impacto murieron el reconocido líder del Movimiento Cristiano Liberación (MCL) y un miembro de las juventudes de este grupo disidente.

En Ciego de Ávila

Ninguna de las dos familias ha presentado acusación contra el ciudadano español. La viuda de Payá, Ofelia Acevedo, aseguró a este periódico que Carromero «no es culpable y debería estar ya en España».

Acevedo, que este jueves viajó a Ciego de Ávila para estar con la familia Cepero, está convencida de que el vehículo fue objeto de persecución y exige una investigación internacional.

La defensa no ha podido presentar un peritaje distinto al oficial

La defensa no ha podido presentar su propio peritaje, lo que a juicio de abogados españoles ajenos a la causa es una «indefensión absoluta» en este tipo de casos. Los abogados de Carromero, que deben estar colegiados en Cuba, pueden «ir contra el peritaje, pedir que se complemente o cuestionar a los peritos, pero no presentar el suyo», precisaron las fuentes solventes.

Durante este último foco de tensión con la dictadura castrista, tanto el Gobierno español, como el Partido Popular y la familia Carromero han mantenido un «silencio prudente» para lograr cuanto antes el principal objetivo: el regreso de Ángel Carromero a España.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, transmitió a su homólogo español, José Manuel García-Margallo, la semana pasada en la ONU que el juicio se prevé «relativamente rápido». Margallo confió este jueves en que éste no se politice y dijo que no tiene ninguna razón para pensar que no vaya a mantenerse «en el cauce judicial».

Fuentes próximas a Carromero se han mostrado «satisfechas» con la rapidez del procedimiento para un país como Cuba, salvo la tardanza en fijar el día del juicio, cuya fecha parece haber sido estratégicamente elegida.

Tampoco hay queja sobre el trato recibido por Carromero en la prisión habanera de «100 y Aldabó», un centro del Ministerio del Interior donde convive permanentemente con otra persona en un módulo aparte. Allí ha podido recibir las visitas del cónsul español y permanecer a solas con sus abogados. Hace poco se le hizo llegar una biblia y tabaco.

Ya en Bayamo, a 750 kilómetros al este de La Habana, Ángel Carromero pudo este jueves repasar las alegaciones con sus abogados, con quienes ha preparado «activamente» su defensa.