Una camarera peruana, heroína del Costa Concordia
Erika Soria en una foto facilitada por la familia con el Costa Concordia de fondo - reuters

Una camarera peruana, heroína del Costa Concordia

Su cadáver ha sido el último en ser recuperado; cedió su chaleco salvavidas a un pasajero anciano

Actualizado:

La camarera peruana Erika Fani Soria Molina, el último cadáver en ser recuperado tras el naufragio en aguas italianas del crucero Costa Concordia, ha sido descrita por varios supervivientes como una heroína. Los testigos afirman que Erika ayudó a muchos a subirse a los botes de salvamento, y cedió su propio chaleco salvavidas a un anciano.

El cuerpo de la empleada peruana fue encontrado portando aún su uniforme de camarera pero sin chaleco.

Graduada en Turismo, Erika Soria realizaba su tercer viaje de crucero por el Mediterráneo cuando se produjo el naufragio. La recuperación de su cuerpo este sábado puso fin a varios días de búsqueda desesperada por parte de los equipos de salvamento, así como de sus padres y una hermana, que siguieron con angustia las tareas desde el puerto de Giglio.