Libia no logra la repatriación de los Gadafi para juzgarlos

El ministro de Exteriores no obtiene de Argelia garantías del envío a Trípoli de los hijos y la mujer del dictador

abc
madrid Actualizado:

Las nuevas autoridades libias no van a tener fácil sentar en el banquillo de los acusados a los miembros de la familia Gadafi que han hallado refugio en el extranjero. El jefe del clan, el dictador Muamar Gadafi, murió a manos de los rebeldes en octubre de 2011. Solo el que iba a ser su sucesor al frente del régimen, Saif Al Islam, permanece detenido en suelo libio. El resto, o están muertos, como MUatassim o Jamís, o se han refugiado en Argelia y Níger.

El Ministro de Exteriores del Consejo Nacional Transitorio (CNT) Achour Ben Khayal ha viajado a Argel, donde se ha reunido con su homólogo, Mourad Medelci. Uno de los asuntos que han abordado ambos ha sido la presencia en este país de varios de los miembros de la familia Gadafi, acogidos desde el pasado mes de agosto por "motivos humanitarios", según Argel.

Los Gadafi no podrán tocar "un pelo al pueblo libio", dijo Medelci, informa la agencia France Presse. Pero el jefe de la diplomacia argelina no confirmó si van a aceptar que sean transferidos a Trípoli. "Hemos abordado esta cuestión con claridad, sinceridad y transparencia", se ha limitado a añadir.

Desde finales de agosto, pocos días después de la caída de Trípoli, se encuentran en territorio argelino Aicha, la hija de Muamar, junto a sus hermanos Mohamed y Hannibal, su madre, Safiya, y otros miembros de la familia, entre ellos varios niños.

El CNT también ha tratado de lograr la extradición de Saadi, el hijo futbolista del dictador, que logró escapar por la frontera sur del país y ser acogido por las autoridades de Níger. El Gobierno de este país ha reiterado su negativa a entregarlo alegando que puede ser torturado o incluso morir a manos de las nuevas autoridades libias.

Tanto Saadi desde Níger como Aicha desde Argelia han causado algunos problemas al hacer declaraciones públicas en las que retaban a las nuevas autoridades de Trípoli.