El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, durante el IV congreso del PSUV
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, durante el IV congreso del PSUV - EFE

Un apagón durante el congreso de su partido humilla a Nicolás Maduro

El corte en el suministro eléctrico afectó ayer a casi toda Caracas

Actualizado:

Solo los empleados de la Corporación de Electricidad de Caracas (Corpoelec) sabrán si fue intencional o casual el apagón que oscureció la reelección de Nicolás Maduro por aclamación como líder del partido chavista y si le servirá como respaldo para aplicar su programa económico bajo la promesa de recuperar a Venezuela en dos años.

El curioso apagón ocurrió este lunes durante el debate del IV Congreso del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) que se realiza en medio de protestas y paros de servicios básicos de las empresas públicas y diversos sectores como el de la salud y el universitario. Además, se suman los cortes de Corpoelec, no tanto por el déficit en el suministro eléctrico, sino por las demandas de sus propios trabajadores de mejores salarios.

Diosdado Cabello, primer vicepresidente del PSUV y recién nombrado presidente de la cuestionada Asamblea Nacional Constituyente (ANC), fue el que pidió por aclamación el apoyo de los militantes del PSUV a Maduro dándole todos los poderes para dirigir el partido oficialista.

En ese preciso momento se fue la luz. El debate, que estaba siendo transmitido por la estatal Venezolana de Televisión, quedó a oscuras como toda la ciudad y nadie pudo presenciar la reelección del mandatario como presidente del partido. Minutos después volvió la electricidad y la cadena aseguró que el mandatario recibió el respaldo por aclamación. Los aplausos se escucharon en «off».

«Corte de cables»

El fallo del servicio eléctrico sufrido en Caracas y que también afectó a los estados vecinos de Vargas, Miranda y Aragua se originó por un «corte de cables», informó el ministro de Energía Eléctrica de Venezuela, Luis Motta Domínguez.

El ministro, que dio esta información a través de su cuenta en Twitter, dijo que recibió un informe del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) que atribuye el fallo del servicio a un «corte de cables de control de los transformadores de tensión».

«Ya se está reponiendo el cableado», añadió sin explicar cómo se produjo el corte de cables en medio de la lluvia y en una zona «de difícil acceso» como informó poco antes el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez.

Rodríguez dijo en una alocución transmitida por el canal estatal VTV que «las condiciones atmosféricas» y el «difícil acceso a la zona donde ocurrió el fallo» imposibilitaron una pronta respuesta, pese a que un equipo ya estaba «trabajando» para restablecer el servicio.

Ajustes inviables

Una vez reelecto en las filas del PSUV, Maduro que había creado hace cinco meses otro partido, exhortó a los miembros de la ANC -presidida por Cabello y que este lunes cumplió un año de haber sido electa fraudulentamente- a que trabajen en fortalecer y «blindar» los derechos del pueblo y los programas sociales impulsados por la revolución bolivariana para la protección de los más vulnerables en el sistema de Misiones y Grandes Misiones.

Esta decisión dotó al jefe de Estado de todas las facultades, poderes y autoridad necesaria para por ejemplo nombrar la dirección nacional del PSUV, así como tomar cualquier otra en materia organizativa que «sea necesaria para el fortalecimiento del partido y del legado de Chávez».

Para afrontar la crisis, Nicolás Maduro anunció la semana pasada una serie de medidas que incluyen suprimir cinco ceros al bolívar, revisar la ley de ilícitos cambiarios, censar el parque automotor para promover el «uso racional» de la gasolina y levantar los impuestos a la importación de bienes de capital.

El presidente venezolano aseguró que de este programa de recuperación, que estima muestre los primeros síntomas de «la prosperidad nueva» en dos años, existen «muchas cosas» que debe ir administrando, aunque pidió el apoyo del partido para divulgar la información entre las comunidades.

En su mayoría los economistas consideran que las medidas de recuperación económica propuestas son «inviables e insuficientes» porque no cuentan con un plan de financiamiento internacional que lo respalde ni el apoyo internacional.

Eliminar ceros no basta

Con respecto al caso de la reconversión monetaria, los expertos en materia económica aseguraron que eliminar cinco ceros a la moneda, no atacará el principal problema del vertiginoso crecimiento de los precios: la inflación. Más bien compararon la disposición con una medida similar a la que puso el Ejecutivo en práctica en el año 2008 cuando se removieron tres ceros del bolívar.

El diputado opositor José Guerra, exdirector del Banco Central de Venezuela, añadió que el plan del nuevo cono monetario de Maduro -que entrará en vigor el próximo 20 de agosto- no puede apoyarse en el Petro, la criptomoneda «inexistente» creada por el Gobierno, sino en el dólar. Alegó que la eliminación de los cinco ceros de la moneda también va a fracasar como el resto de su modelo.

En cuanto al racionamiento de la gasolina, hay indignación en los sectores residenciales por estar obligados a sacar su carnet de la patria para tener acceso al combustible.