El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro (c), saluda a su llegada a la catedral Metropolitana en Quito (Ecuador)
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro (c), saluda a su llegada a la catedral Metropolitana en Quito (Ecuador) - efe

Santos y Maduro se reúnen en Quito para zanjar el conflicto fronterizo

Los presidentes de Colombia y Venezuela se encuentran para tratar la crisis abierta desde el pasado 19 de agosto

Actualizado:

Los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y de Venezuela, Nicolás Maduro, se reúnen este lunes en Quito para intentar superar el conflicto producido por el cierre de la frontera común decidido por el Ejecutivo de Caracas, el 22 de agosto pasado.

La reunión tiene lugar en Carondelet, la sede del gobierno de Ecuador, a las 14:00 hora local. Ha sido propiciada por Unasur (Unión de Naciones del Sur) y la Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños), en momentos en que las declaraciones de los mandatarios han subido de tono.

«Nuestra gratitud, porque pese a que cada uno tenían sus legítimas aspiraciones, el presidente Santos y el presidente Maduro, atendieron sin condiciones y con gentileza la invitación», ha afirmado el mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, que ostenta la presidencia pro témpore de Celac. «Dios mediante, se superarán los problemas que han surgido en la frontera colombo-venezolana», ha subrayado. En la reunión está también el mandatario uruguayo, Tabaré Vásquez, cuyo país tiene la presidencia de Unasur.

El origen de la crisis

El cierre de la frontera en la región del Táchira, que Venezuela justificó como una medida para combatir el paramilitarismo colombiano y el contrabando en la frontera, se produjo tras un ataque a militares venezolanos que dejó tres heridos.

La salida de familias enteras de colombianos de todas las edades, cargando sus enseres, provocó una crisis humanitaria que tuvo gran repercusión. La oleada ha dejado unos 20.000 colombianos afectados, de entre ellos 1.500 deportados, según un informe de la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios.

La reunión de este lunes ha despertado una gran expectativa en la región, aunque el presidente Santos en su cuenta de Twitter escribió el domingo: «Viajamos mañana a Ecuador con las mejores intenciones, pero sin grandes expectativas».

El diplomático ecuatoriano Eduardo Durán Cousin ha señalado a ABC que se debe evitar una escalada del conflicto, «en momentos en que Venezuela anuncia la compra de aviones Sukhoi y Colombia puede precipitar la compra de los F16 que viene negociando».

La cita de este lunes es consecuencia de una reunión previa entre las ministras de Exteriores de Colombia, María Ángela Holguín, y de Venezuela, Delcy Rodríguez, que también se efectuó en Quito, el 12 de septiembre pasado. Pese a que al final de la misma no hubo claras decisiones, el ministro de Exteriores de Ecuador, Ricardo Patiño, visitó Bogotá y Caracas para dialogar, directamente, con los presidentes Santos y Maduro y persuadirlos de reunirse en Ecuador.

De esta manera, Unasur y la Celac, que en los primeros días de la crisis no actuaron de manera diligente, provocando críticas y comentarios, auspician ahora un encuentro crucial de los presidentes de las dos naciones en conflicto.