Estado Islámico decapita a un reputado arqueólogo en Palmira

Jaled Asaad, de 82 años, participó en la campaña para que la ciudad siria fuera incluida en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO

Actualizado:

La organización terrorista Estado Islámico ha decapitado al reconocido arqueólogo Jaled Assad en la ciudad histórica de Palmira, según ha informado el jefe de Antigüedades de Siria, Maamun Abdulkarim.

Abdulkarim ha contado a Reuters que la familia de Asaad le ha informado de que el que fuera jefe de Antigüedades de Palmira durante 50 años ha sido ejecutado por los milicianos de negro.

Asaad, de 82 años, fue detenido el pasado mes de julio y durante todo este tiempo ha sufrido varios interrogatorios, de acuerdo con el funcionario sirio.

Asaad trabajó con las numerosas delegaciones internacionales que se aventuraron a excavar en Palmira y participó en la campaña para que la ciudad siria fuera incluida en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

«Imagina a un importante académico que ha prestado tan memorables servicios a su país y a la historia decapitado y su cadáver expuesto en una columna del centro de la plaza de Palmira», ha lamentado Abdulkarim.

Además, el jefe de Antigüedades del país árabe ha advertido de que «la presencia de estos criminales en Palmira es una maldición y un mal presagio para cada una de las piezas arqueológicas que hay en ella».

Estado Islámico tomó Palmira en mayo, después de que las tropas del Gobierno de Bashar al Assad se retiraran ante la intensa ofensiva de los yihadistas. De momento, no se han conocido extensos daños en el lugar, a pesar del historial de la organización terrorista.

En su avance sobre el territorio sirio e iraquí, el Estado Islámico ha destruido el arte pagano por considerar que es un insulto para los musulmanes.