El 5+1 acuerda cómo restablecer sanciones a Irán si incumple el programa nuclear

El acuerdo final con Irán estaría más cerca de alcanzarse, aunque quedan líneas rojas por resolver, como el acceso de expertos de Naciones Unidas a las instalaciones militares iraníes.

Actualizado:

El '5+1', formado por EE UU, Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania, ha llegado a un acuerdo sobre cómo restablecer las sanciones de Naciones Unidas sobre Irán si el país incumpliese su parte en el acuerdo sobre su polémico programa nuclear.

Este principio de resolución supone la eliminación de uno de los principales obstáculos para alcanzar un acuerdo antes de la fecha límite del 30 de junio, por lo que el acuerdo final con Irán estaría más cerca de alcanzarse, según han informado fuentes oficiales.

Sin embargo, todavía quedan algunas líneas rojas por resolver, como el acceso de expertos de Naciones Unidas a las instalaciones militares iraníes, en especial la de Parchin, donde las potencias occidentales temen que se hayan llevado a cabo ensayos de índole armamentística.

Según el principio acuerdo del '5+1' sobre las sanciones, cualquier sospecha de ruptura del acuerdo por parte de Irán sería estudiada por un panel encargado de resolver disputas, que incluiría a miembros de las seis potencias y de Irán y que emitiría una recomendación no vinculante.

Por otro lado, los expertos de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) continuaría informando de forma regular sobre el programa nuclear iraní, para proporcionar tanto al '5+1' como al Consejo de Seguridad de datos para evaluar el cumplimiento por parte de Irán del acuerdo.

La decisión de Irán

Si Irán no cumpliese alguno de los términos del acuerdo, se restablecerían las sanciones impuestas por Naciones Unidas. Las fuentes consultadas por Reuters no han especificado cómo se aprobaría esta opción, aunque el '5+1' ha insistido en la necesidad de que se realice sin una votación del Consejo de Seguridad.

Pese a este principio de acuerdo sobre las sanciones, las fuentes han reconocido que por el momento depende de la aceptación por parte de Irán, que estaría estudiando la propuesta. Tampoco se ha detallado cómo se evitaría un posible veto por parte de Rusia o China al restablecimiento de sanciones.

El restablecimiento de las sanciones impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea es más sencillo que las de Naciones Unidas, que en teoría necesitan de la aprobación del Consejo de Seguridad. Tanto Moscú, Pekín como Teherán han puesto como condición que Washington no pueda restablecer las sanciones de forma unilateral.

De alcanzarse finalmente un acuerdo definitivo, se pondría fin a décadas de conflicto sobre el programa nuclear iraní, que la República Islámica defiende como pacífico y defiende que solo enriquece uranio con el objetivo de generar electricidad e isótopos médicos.