Federica Mogherini saluda al canciller cubano, Bruno Rodríguez, este martes en La Habana
Federica Mogherini saluda al canciller cubano, Bruno Rodríguez, este martes en La Habana - afp

Mogherini acelera el diálogo con Cuba para que la UE no quede relegada

La Alta Representante de la Unión Europea se reunió con varios jerarcas del régimen de los Castro a la espera de tener un acuerdo cerrado a final de año

Actualizado:

La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, trató de «acelerar» este martes en La Habana las conversaciones que los Veintiocho mantienen desde hace casi un año con el régimen cubano para firmar un acuerdo político, de cooperación y comercio. Ante el comienzo del deshielo entre Estados Unidos y Cuba, anunciado el pasado diciembre, Bruselas no quiere quedar relegada a un segundo plano.

En la rueda de prensa que ofreció al finalizar su primera visita oficial a Cuba, Federica Mogherini anunció que han llegado a un acuerdo para «dar velocidad al ritmo de las negociaciones que mantenemos y esperamos cerrar el marco de diálogo y el acuerdo para final de este año». Acto seguido calificó de «muy positiva» su visita.

Desde abril de 2014, la Unión Europea y Cuba han celebrado tres rondas de negociaciones. En la última, que se desarrolló en la capital cubana a principios de marzo, hubo «avances importantes» en materia de cooperación y se trató por primera vez el espinoso asunto de los derechos humanos. En tres meses, Washington y La Habana se han sentado a negociar en tres ocasiones y avanzan hacia la reapertura de embajadas. Desde entonces, varias delegaciones estadounidenses -desde congresistas hasta el «lobby» agrícola- han visitado la isla y se han restablecido las conexiones aéreas entre ciudades de ambos países.

Precisamente este martes, la Administración Obama dio un nuevo paso en el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y eliminó a «seis individuos, veintiocho empresas y once embarcaciones» de su lista de sancionesrelacionadas con el apoyo al terrorismo y al narcotráfico, según informó a Efe un portavoz del Departamento del Tesoro. El fin de estas sanciones no significa, sin embargo, que se retire a Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo, como La Habana exige y Washington considera.

En la primera visita a Cuba de un Alto Representante de la Unión Europea, Mogherini tenía previsto entrevistarse con el ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez; con el titular de Economía y «zar» de las tímidas reformas económicas, Marino Murillo, y el de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca. No se descarta un encuentro con el presidente cubano, Raúl Castro. También estaban previstas reuniones con el cardenal Jaime Ortega y con «representantes de la sociedad civil». Ninguno de los opositores consultados por ABC había sido convocado a una reunión con Federica Mogherini al cierre de esta edición.

La visita «responde a la urgencia de no quedarse atrás visto el ritmo del diálogo con EE.UU.»

El disidente Dagoberto Valdés consideró que la visita de Mogherini «responde a la urgencia de no quedarse atrás en relación con el ritmo de las conversaciones entre Estados Unidos y Cuba, a pesar de que la UE comenzó primero» el proceso de acercamiento. Al mismo tiempo, el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) valoró la presencia de Mogherini como «una magnífica ocasión» para pedir al régimen comunista que incluya en la nueva Ley Electoral «el reconocimiento a la participación plural de partidos políticos y candidatos independientes». «Sería una señal indudable de su voluntad democrática», señaló en una carta a Mogherini.

A este respecto Mogherini confirmó que trataron el tema de los Derechos Humanos: «Se deben respetar tanto en Cuba como en Europa. Siempre me gusta recordar que no queremos dar lecciones, pero sí compartir nuestros estándares sobre derechos humanos, económicos y sociales», subrayó.

La diplomática europea resaltó la voluntad de la UE de abordar estos temas sin "dobles raseros" o centrándose solamente en los retos de los derechos humanos de una parte.

Lavrov en La Habana

La presencia de la jefa de la diplomacia europea en la isla coincide con la del ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, que este martes se reunió con el vicepresidente del Consejo de Ministros, Ricardo Cabrisas. En la primera etapa de su gira iberoamericana, Lavrov trató con las autoridades cubanas sobre cuestiones bilaterales, tras el restablecimiento de las relaciones entre Moscú y La Habana en mayo de 2014. Desde entonces, Cuba ha apoyado iniciativas rusas en el marco de Naciones Unidas: se opuso a la resolución aprobada hace un año sobre la integridad territorial de Ucrania.