Cristina Fernández de Kirchner en una imagen de archivo
Cristina Fernández de Kirchner en una imagen de archivo - abc

Fernández de Kirchner finaliza su reposo y retomará su agenda con «baja intensidad»

La presidenta argentina sufrió una fractura de su tobillo izquierdo y tuvo que suspender su agenda durante 17 días

Actualizado:

Este lunes finaliza el reposo de la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, que tras sufrir una fractura de su tobillo izquierdo en Río Gallegos tuvo que suspender su agenda durante 17 días y esta semana empezará a retomar la actividad oficial con «baja intensidad», que irá incrementando poco a poco hasta febrero, cuando tiene programado un viaje oficial a China los días 3, 4 y 5.

Desde el Gobierno han asegurado que «está muy bien de ánimo, recuperándose». Aunque no tiene ningún acto previsto en el arranque de esta semana, desde la Casa Rosada han confirmado su vuelta esta semana: «La agenda se acomodará y rearmará en función de las actividades que vaya incorporando», según han revelado fuentes oficiales al diario argentino 'Clarín'.

Aún sin la presencia de la presidenta argentina en la Casa Rosada, han intentado que el ritmo fuese de «normalidad», pero las decisiones políticas «se frenan si ella no está, porque es quien decide todo». «Estas semanas la gestión ha estado delegada a Capitanich (jefe de gabinete argentino) pero las decisiones políticas son de la presidenta. Que ella no esté todos los días no significa que no esté al tanto del todo», ha explicado un miembro de su gabinete.

A pesar de su reposo, Fernández de Kirchner ha mantenido numerosas conversaciones telefónicas con los ministros y ha recibido al jefe de gabinete, Jorge Capitanich, y al secretario legal y técnico, Carlos Zannini.

La primera actividad en el exterior de la Presidenta -después de cancelar la visita al Vaticano junto a su homóloga chilena Michelle Bachelet-, será el viaje a China, que tendrá lugar entre el 3 y 5 de febrero, junto con una misión comercial en Pekín. Este será el primer viaje oficial del último año de gestión de la presidenta.

Las relaciones entre Argentina y China se acrecentaron tras el viaje del expresidente Néstor Kirchner al país asiático en 2004, que fue retribuido por el entonces mandatario chino Hu Jintao con una visita a Buenos Aires.

Desde la Casa Rosada admiten que con su regreso esta semana se inicia un año«complicado, que genera tensiones electorales, en el que hay que seguir recuperando la economía». Por eso, «la meta principal es la economía, se trabaja para mejorar las exportaciones y mejorar la balanza fiscal porque de la economía depende el 50% de la campaña».