Jeb Bush, en un acto del partido republicano en agosto de 2012
Jeb Bush, en un acto del partido republicano en agosto de 2012 - efe

Jeb Bush «explora» lanzar su candidatura a la Presidencia de EE.UU.

El exgobernador de Florida, hijo y hermano de presidentes, hace el anuncio en Facebook

emili j. blasco
Actualizado:

Jeb Bush, hijo del presidente número 41 de Estados Unidos y hermano del número 43, ha anunciado públicamente que va a «explorar activamente» la posibilidad de presentarse también él a la presidencia. Aunque quien fue gobernador de Florida entre 1999 y 2007 lleva tiempo considerando su candidatura, es ahora la primera vez que da un paso significativo, con la creación de un comité para la recogida de fondos, que podrá usar en su campaña o, en caso finalmente de no presentarse, en la de otros candidatos.

Las primarias republicanas y las demócratas arrancarán a comienzos de enero de 2016, con los caucus de Iowa, como es habitual. Antes, en la segunda mitad de 2015 habrá debates televisados entre los candidatos de cada partido, y estos se irán echando al ruedo a lo largo del primera mitad del año, de manera que tanto Bush como sus posibles rivales tienen aún unos meses para decidir si entran en la carrera. En el campo demócrata, se da como ganadora de las futuras primarias a Hillary Clinton. La exsecretaria de Estado no ha anunciado aún oficialmente su candidatura, pero de hecho ya está haciendo campaña.

Bush aprovechó el puente de Acción de Gracias, a final de noviembre, para discutir con su padre, hermano y resto de la familia la posibilidad de presentarse. «Como resultado de esas conversaciones y de la idea del fuerte liderazgo que creo que América necesita, he decidido explorar activamente la posibilidad de presentarme para presidente de Estados Unidos», ha escrito Bush en su página de Facebook. «En los próximos meses, espero visitaros a muchos de vosotros para hablar sobre cómo restaurar la promesa de América», asegura.

Bush representa el centro ideológico del Partido Republicano y forma parte de su establishment. Algunas de sus posiciones en educación e inmigración son criticadas por la derecha del partido.