Vista de Kobani, sometida al bombardeo de los yihadistas, desde territorio turco
Vista de Kobani, sometida al bombardeo de los yihadistas, desde territorio turco - reuters

El Estado Islámico iza su bandera en el este del enclave sirio-kurdo de Kobani

Tres semanas después del comienzo del asedio, las demandas de ayuda terrestre de los defensores siguen sin respuesta, pese a los bombardeos de la alianza de EE.UU.

agencias
Actualizado:

Los yihadistas del Estado Islámico (EI) han izado su bandera en las afueras de la ciudad siria fronteriza de Kobani, después de tres semanas de asalto a esa localidad kurdo-siria, pero los kurdos afirman que los atacantes no han llegado al centro de la ciudad.

La insignia negra del EI era hoy visible desde un punto alto al otro lado de la frontera con Turquía. Kobani se ha convertido desde hace semanas en un símbolo de la resistencia kurda, y también del empuje de los yihadistas que ya han conquistado gran parte del territorio de Siria y de Irak, donde han proclamado un "califato".

Los ataques aéreos dirigidos por Estados Unidos contra las posiciones del Estado Islámico en ese frente han sido hasta el momento estériles, poniendo de relieve las serias limitaciones de la operación armada concebida por el presidente Obama. Los yihadistas suníes golpean desde hace semanas el importante enclave kurdo desde tres puntos distintos con artillería pesada.

Un periodista kurdo que está en el interior de Kobani, Ismael Eskin, afirmó a Reuters que el EI "ha plantado solo una bandera en uno de los edificios de las afueras de la ciudad, en el este, pero los yihadistas no están en el centro; allí prosiguen los duros enfrentamientos entre las dos partes".

Los proyectiles de mortero han destruido gran parte de la zona residencial de las afueras de la ciudad, y algunos han caído incluso en territorio de Turquía. Pero las demandas kurdas de socorro no han sido hasta ahora escuchadas, aunque el gobierno turco ha desplegado fuerzas y carros de combate a lo largo de la frontera.