Pancarta a favor de la democracia en Hong Kong
Pancarta a favor de la democracia en Hong Kong - afp

¿Por qué Hong Kong tiene un estatus político diferente al resto de China?

La región goza de más autonomía, tiene moneda propia, el inglés es idioma oficial junto al chino y su sistema económico es capitalista

álvaro garrido salmerón
Actualizado:

Las protestas masivas de Hong Kong continúan escalando la tensión con el gobierno de Pekín. Los manifestantes pro-democracia, en su mayoría jóvenes, reclaman más libertades políticas, y han ocupado el centro de la ciudad provocando enfrentamientos con la policía y los antidisturbios.

Los pro-democracia demandan a Pekín listas abiertas para la votación del Ejecutivo de Hong Kong. Actualmente existen elecciones democráticas en la región, pero los candidatos son asignados por Pekín. El estatus especial del que goza Hong Kong es único en China, y su relación política es especialmente compleja.

¿Cómo se rige Hong Kong?

Lo más parecido a una constitución que tiene Hong Kong es la Ley Básica, creada en 1997, que estipula que la región tendrá derecho a desarrollar su propio sistema democrático, y tiene validez hasta 2047. Para la aplicación de la Ley Básica se ideó el principio de «un país, dos sistemas», por el que se rige la Región Administrativa Especial de Hong Kong. Consiste en la convivencia de dos sistemas económicos diferentes, el comunista de Pekín y el capitalista de Hong Kong, gobernados por una misma política comunista. Su ideólogo fue Den Xiaoping, máximo mandatario de la República Popular China desde 1978 hasta su muerte en 1997.

El sistema legal de Hong Kong está basado en el de Reino Unido, de ahí sus semejanzas. Esta es la razón por la que la Ley Básica garantiza la independencia judicial de Pekín. Otorga además, una serie de derechos y libertades que serían impensables en el resto de China, como el derecho de libre asociación. Las manifestaciones pro-democracia serían inconcebibles en China -con el fantasma de Tiananmén en la conciencia social-, donde sería disuelta por la fuerza y la censura no permitiría su propagación mediática.

Prosperidad económica

La región semiautónoma mantiene su propia moneda, el dólar hongkonés -ligado al dólar americano- y el sistema capitalista es recogido en su constitución.

La prosperidad económica de Hong Kong se debe en parte, a su característico respeto universal a la ley, y ello le ha granjeado una gran reputación de honestidad en los negocios que ha atraído a numerosas multinacionales.

Relación histórica

Hong Kong fue una colonia británica hasta 1997. Este hecho fue muy significativo ya que, bajo la sombra de la Revolución Cultural, la ciudad se convirtió en un bastión de paz y refugio para aquellos perseguidos por el régimen.

El último gobernador británico, Chris Patten, entregó los poderes al Consejo Legislativo, y sus reformas institucionales -polémicas en Pekín- lo convirtieron en una figura popular en la colonia.