Un jóven alemán de 20 años, acusado de unirse al EIIL
Detención de un yihadista que reclutaba gente para la organziación terrorita Estado Islámico de Irak y Levante en Madrid - enfe

Un jóven alemán de 20 años, acusado de unirse al EIIL

Varios países europeos están preocupados por la pertenencia de sus ciudadanos a grupos fundamentalistas islámicos

Actualizado:

La Fiscalía de Alemania ha acusado a un joven alemán de 20 años de unirse al Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS) durante los seis meses que pasó en Siria el año pasado, de adquirir formación armamentística y de planear ataques.

Sobre la identidad del detenido, la oficina del fiscal solo ha revelado que se trata de Kreshnik B. de Frankfurt am Main, acusado de pertenecer al EIIL. Sus radicales creencias religiosas le llevaron hasta Siria, donde recibió entrenamiento militar y adquirió un arma. Según los fiscales, principalmente desempeñó tareas médicas y de vigilancia para el EIIL, aunque también participó en varias batallas. Fue arrestado a su vuelta a Alemania y en un primer momento se le acusó de planear atentados.

Este caso aumenta las preocupaciones europeas sobre los ciudadanos occidentales que se unen a las milicias islamistas para derrocar al presidente sirio, Bashar al Assad. El principal temor es la radicalización de sus ideas mientras luchan con el ISIS y la amenaza que suponen cuando regresan a sus países de origen.

El ministro del Interior alemán, Thomas de Maiziere, calificó la semana pasada a estas personas como «mortalmente peligrosas» para Europa. Los servicios de Inteligencia alemanes creen que unos 100 alemanes yihadistas han regresado desde Siria. Cerca de 2.000 europeos podrían estar luchando con los rebeldes islamistas, incluidos unos 320 alemanes.

El EIIL, una rama escindida de Al Qaeda, quiere establecer un califato islámico que abarque Irak y Siria. En su ofensiva militar de este mes han tomado Mosul, la segunda ciudad más grande de Irak, y otras localidades cercanas a la frontera con Siria.