ista general de laexplanada conocida por los musulmanes como Noble Santuario, en La Meca
ista general de laexplanada conocida por los musulmanes como Noble Santuario, en La Meca

Arabia Saudí permitirá que los Hermanos Musulmanes peregrinen a La Meca

Sólo se impedirá el acceso a territorio saudí para cumplir con este mandamiento del islam a personas sobre las que pesan órdenes especiales de detención por parte de las autoridades

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Las autoridades de Arabia Saudí no van a prohibir que los miembros de los Hermanos Musulmanes, grupo considerado terrorista por Riad, visiten el país para efectuar las peregrinaciones a las ciudades santas de La Meca y Medina.

Incluso a aquellas personas que tienen prohibido entrar en territorio saudí se les permite llevar a cabo la peregrinación grande, «Hach», y la pequeña, «Omra», según ha confirmado el portavoz de Extranjería saudí, Ahmed al Lehidan, en declaraciones que publica este jueves el diario local La Meca.

Al Lehidan precisó que sólo se impide realizar estos mandamientos a personas sobre las que pesan órdenes especiales de detención por parte de las autoridades saudíes.

La peregrinación a las ciudades santas saudíes de La Meca y Medina es uno de los cinco mandamientos obligatorios del islam, junto al testimonio de fe, la limosna, el rezo cinco veces al día y el ayuno en el mes de Ramadán.

El Ministerio saudí del Interior difundió el viernes pasado una lista de organizaciones terroristas, en las que incluyó a los Hermanos Musulmanes, junto a Al Qaeda y sus diferentes ramas.

El régimen saudí fue el primer país que expresó su apoyó el golpe militar que en julio pasado derrocó al presidente islamista egipcio Mohamed Mursi, perteneciente a los Hermanos Musulmanes.

En el marco de esta lucha contra la Hermandad y el extremismo en general, el Ministerio de Educación pidió a los profesores que intenten que sus alumnos no sean usados por «los instigadores de discordias y conflictos ideológicos, políticos y religiosos».

Educación instó a los profesores a cumplir con las resoluciones del rey saudí, Abdalá bin Abdulaziz, e inculcar a sus alumnos «el amor a la patria y a sus autoridades».