Rusia construirá un puente que la unirá con Crimea
Personal militar sin identificar, presuntamente ruso, se despliega en la ciudad de Simferópol, en Crimea - reuters

Rusia construirá un puente que la unirá con Crimea

Mientras las cancillerías occidentales intensifican su actividad y siguen apostando por la diplomacia, Moscú persiste en su política de hechos consumados en la crisis ucraniana

Actualizado:

Moscú continúa con su política de hechos consumados en la crisis ucraniana. El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, anunció hoy que Rusia llevará adelante el proyecto de construcción de un puente sobre el estrecho de Kerch, que separa la península de Crimea del territorio de Rusia, firmado con el anterior Gobierno ucraniano.

El anuncio de Medvédev coincide con la gran tensión en esa región autónoma ucraniana, donde las tropas rusas están hostigando a las fuerzas ucranianas para tomar el control. "Hemos adoptado decisiones que son vinculantes, en particular documentos que fueron firmados en diciembre del año pasado que no han sido modificados ni denunciados por nadie", dijo el primer ministro ruso, en referencia al puente sobre el estrecho de Kerch, citado por las agencias rusas.

En una reunión con la cúpula del Gobierno en las afueras de Moscú, Medvédev recalcó que Ucrania "ha sido, es y será un socio económico-comercial muy importante para Rusia, y el Ejecutivo debe ocuparse precisamente de estos asuntos". "Quiero informales de que he firmado una disposición gubernamental por la que se traspasa a una sociedad la ejecución de los proyectos. Esa sociedad la crea nuestra compañía estatal Avtodor", dijo.

Según Medvédev, la disposición del Ejecutivo permitirá llevar a un plano práctico la construcción de este corredor de transporte independientemente de la coyuntura política. El acuerdo para unir con un puente Crimea -poblada mayoritariamente por rusos étnicos- con el territorio ruso fue suscrito entre otros proyectos de cooperación con el Gobierno del depuesto presidente ucraniano Víktor Yanukóvich, actualmente refugiado en Rusia.

Movimientos diplomáticos

Mientras tanto, las potencias occidentales intensifican su actividad diplomática para encontrar una salida pacífica a la crisis. La canciller alemana, Angela Merkel, cree que aún no es demasiado tarde para que la crisis en Ucrania pueda resolverse de forma "pacífica" pese a los distintos puntos de vista entre el presidente ruso, Vladimir Putin, y Occidente sobre la región ucraniana de Crimea, en la que Moscú ha incrementado la presencia de tropas y la controla de facto, según un asesor de la mandataria.

Merkel ha propuesto a Putin y al presidente estadounidense, Barack Obama, el envío de una "misión de investigación" a Crimea, una península del Mar Negro en la que Rusia tiene la base de su flota en esta zona. "Todavía no es demasiado tarde para resolver esta crisis de forma pacífica por medios políticos", ha declarado el portavoz de Merkel, Steffen Seibert, que ha instado a Moscú a abandonar "la lógica del movimiento de tropas".

Por su parte, el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki moon se entrevistará hoy con el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov. Ban Ki moon, solicitó hoy que la "independencia, la seguridad, y la integridad territorial" de Ucrania sean preservadas y solicitó a las partes en conflicto que no lleven a cabo "ningún acto que eleve aún más la tensión en la zona y que se comprometan a un diálogo constructivo".

También se refirió al litigio en curso el nuevo primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, que advirtió de que su país «nunca va a renunciar a Crimea» y aseveró que «no se le va a ceder a nadie».