Suiza volverá a limitar la entrada de los europeos a su mercado laboral
Los suizos han decidido en referéndum volver a limitar la entrada de ciudadanos de países de la UE - efe

Suiza volverá a limitar la entrada de los europeos a su mercado laboral

El referéndum sobre la iniciativa denominada «Contra la migración en masa» ha sido aceptada con un 50,4 por ciento de votos

Actualizado:

El triunfo de la iniciativa popular del partido de extrema derecha suizo, Unión Democrática de Centro (UDC), que tiene por objetivo ponerle límites a la inmigración masiva de ciudadanos de los países de la Unión Europea (UE) ha causado un verdadero seísmo político en este país centroeuropeo y pone en peligro sus relaciones con la Unión.

Aunque la victoria de los partidarios del « sí » ha sido muy justa, sólo hay 19'616 votos de diferencia, el resultado de las urnas es indiscutible. Un 50’34% de los votantes aceptó el restablecimiento de contingentes a la inmigración durante los próximos tres años mientras que un 49% la rechazó. El Gobierno se verá obligado a reorientar la política de inmigración suiza.

Este resultado ha cogido por sorpresa a la clase política y supone un duro golpe para la política europea del Consejo Federal que deberá, a partir de ahora, replantearse sus relaciones bilaterales con la UE. Bruselas anunció hoy que si Berna ponía punto final al acuerdo sobre la libre circulación de personas los demás acuerdos serían denunciados ipso facto.

La votación aprobada por la doble mayoría del pueblo y de los cantones, necesaría para su adopción, refleja la diferencia que existe entre las regiones suizas de habla alemana que votaron masivamente « no », excepto los cantones de Zoug, Zurich y Bâle Ville, y las de habla francesa más liberales que votaron unánimemente « sí ». El cantón de Ginebra cosechó un 60’88% de votos negativos.

Se estima que el nivel de participación a la votación ha sido de 56’5%, mucho más importante que el promedio de 44% que habitualmente se registra en esta tipo de referendúm lo que confirma el interés de esta iniciativa entre los electores que están preocupados por el aumento, desde 2002, de la afluencia de extranjeros atraídos por la excelente saludo de la economía suiza.