Todos contra Beppe Grillo
Grillo durante un acto electoral en Roma en febrero de 2013 - afp

Todos contra Beppe Grillo

Los diputados del cómico intentan reventar el Parlamento italiano

Actualizado:

Todo el mundo político clama en estos días contra el cómico Beppe Grillo, líder del Movimiento 5 Estrellas (M5E). Y_es que él y sus «grillinos» se han entregado a una especie de barbarie parlamentaria, en la que han protagonizado una de las páginas más negras del Legislativo italiano, sin precedentes en la historia del país.

En los últimos días, el Movimiento 5 Estrellas ha escalado las máximas cotas de la agresividad, lanzando gravísimos insultos contra todos los parlamentarios y los más altos representantes del Estado. Al tiempo que practican una guerra de guerrillas en la Cámara para reducir a escombros el sistema parlamentario, un objetivo estratégico que nunca ha escondido Grillo.

Los últimos insultos han ido dirigidos a la presidenta de la Cámara de Diputados, Laura Boldrini, 52 años, de centro-izquierda, la tercera autoridad del Estado. En el blog de Grillo, el más leído en Italia, se publicó un vídeo satírico de la presidenta, seguido de comentarios violentos y amenazas, además de incalificables frases incitando a la violación y al linchamiento mediático. Laura Boldrini ha respondido en una entrevista televisiva en términos durísimos, calificando incluso al M5E de «subversivo», y advirtiendo a Grillo: «Quienes siguen ese blog (...) son potenciales violadores». De inmediato, le respondió el responsable de comunicación del M5E en el Senado, Claudio Messora, mediante un tweet que pretendía ser irónico, pero iba cargado de dinamita: «Cara Laura, quería tranquilizarte. Aunque si los lectores del blog de Grillo fuéramos todos potenciales violadores, tú no correrías ningún peligro».

Lo que se ha descrito en los medios italianos como un asalto a la democracia por parte del M5E, ha tenido otros episodios graves en el Parlamento. El presidente de la república, Giorgio Napolitano, fue calificado de «boia» (verdugo) por un diputado «grillino», al tiempo que el M5E pedía el «impeachment» (imputación) de Napolitano a quien acusan de no ejercer su cargo con imparcialidad. En la comisión de Justicia, un diputado grillino difamó a las representantes del Partido Democrático gritando que estaban en el Parlamento gracias a sus favores sexuales. En un pleno del Congreso, los diputados del M5E intentaron asaltar la bancada del Gobierno y los escaños de la presidencia de la Cámara, en medio de empujones e insultos. Frente a este espectáculo desolador, Grillo alentaba a sus parlamentarios, calificándolos de nuevos «partisanos», guerrilleros de la libertad, mientras anunciaba que la democracia está muerta.

«Fascistas»

Los «grillinos» también insultan a la prensa, e incluso han lanzado a la hoguera un libro del escritor Corrado Augias, quien tildó los últimos gestos del M5E de «fascistas». Por su parte, el primer ministro, Enrico Letta, exclamó: «La carrera hacia la barbarie emprendida por Grillo parece no tener fin». Diversos intelectuales de izquierda, que simpatizaron en un principio con el M5E, hoy empiezan a considerar que no es posible el diálogo con Grillo y le dirigen calificativos que insisten en sus dotes de cómico «autoritario».