Más de 4.000 niños huyen solos de Siria
Un grupo de niños juega en el patio, dañado por las bombas, de un colegio de Zamalka - reuters

Más de 4.000 niños huyen solos de Siria

«Víctimas de niveles horribles de violencia», Unicef avisa de que son «extremadamente vulnerables» a abusos y a ser reclutados por guerrilleros

Actualizado:

Al menos 4.150 niños han cruzado la frontera de Siria solos, sin ir acompañados de sus padres o de algún otro familiar, aunque esta cifra solo incluye a los menores registrados, por lo que el dato real podría ser más elevado, ha informado informó hoy el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

«Algunos han perdido a sus padres en el conflicto y huyen de la violencia, otros cruzan la frontera para reunirse con otros familiares y algunos son enviados a los países vecinos por sus propios padres para evitar que sean reclutados por grupos armados», explicó la portavoz de Unicef, Marixie Mercado.

Líbano es el que más niños ha recibido, hasta 1.698, la mayor parte de los cuales vive en el área del valle de Bekaa, donde se les está utilizando como mano de obra en tareas agrícolas.

En Jordania residen unos 1.170 niños que han llegado solos, incluso menores de nueve años, que viven fundamentalmente en el campo de Za'atari; mientras que en Irak se estima que hay unos 300 niños que han llegado solos al norte del país.

Unicef recordó que estos niños han sido «testigos y víctimas de niveles horribles de violencia», separados en muchos casos de sus padres o cuidadores, lo que los hace «extremadamente vulnerables» a abusos y a ser reclutados por grupos armados de los dos bandos del conflicto.

Sin hogar, agua ni alimento

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia está trabajando en la zona para identificar a estos niños y asegurarles protección, así como un alojamiento seguro hasta que se localice a algún familiar, educación y asistencia médica y psicosocial.

Según Unicef, muchos de estos niños huyen de Siria porque allí no pueden cubrir sus necesidades básicas de hogar, agua y alimento.

Sobre las dificultades para hallar alimento, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU ha expresado su preocupación sobre la situación en la que vive la gente que está atrapada en las áreas de conflicto, sobre todo en el entorno de Damasco, donde esta agencia ha repartido comida a tres millones de personas en el último mes. Su portavoz, Elisabeth Byrds, precisó que el PMA opera ahora en Siria con muchas más dificultades que a comienzos de año, y ha registrado ya cerca de 50 incidentes de robo o confiscación de los camiones de comida por los grupos armados.