El misil «Tomahawk», 450 kilos de explosivo lanzado a 1.800 kilómetros de distancia
Un Tomahawk lanzado desde un submarino, en unas maniobras de EE.UU. - efe

El misil «Tomahawk», 450 kilos de explosivo lanzado a 1.800 kilómetros de distancia

Durante la intervención en Libia un submarino estadounidense lanzó más de 90 misiles de este tipo

e. villarejo
Actualizado:

Exactamente una línea recta entre Madrid y Berlín —unos 1.800 kilómetros— es la distancia que puede cubrir un misil guiado Tomahawk antes de impactar contra su objetivo. Este misil de crucero de largo alcance, que se asemeja a simple vista a un torpedo provisto de «alas» de seis metros de longitud y medio metro de diámetro, es la más que probable primera arma disuasoria con la que Obama quiere castigar en un «ataque quirúrgico» al régimen de Bashar el Asad.

Puede cargar hasta 450 kilogramos de explosivo convencional y puede ser lanzado desde los destructores, cruceros y submarinos que EE.UU. tiene desplegados en la zona próxima a Siria.

El pasado mes de diciembre la US Navy se proveyó con estos misiles que deben su nombre al hacha de guerra empleada por los nativos norteamericanos. Previo pago de 254,6 millones de dólares (191 millones de euros), la empresa armamentística Raytheon anunció que pondría este año fiscal a disposición de los buques de guerra norteamericanos la más moderna versión de este emblemático misil que tuvo su nacimiento en los años 70 y jugó un papel fundamental en la Guerra del Golfo (1991) o en el derrocamiento de Gadafi (2011).

La versión Tomahawk Block IV incorpora el seguimiento de cada misil lanzado a través de dos satélites y puede estar suspendido durante horas sobre el teatro de operaciones a la espera de que se le asigne, con seguridad, un objetivo sobre el que impactar. Es guiado por GPS y puede tener asignados hasta 16 objetivos previos, para luego decantarse por uno final.

Diseñado en plena Guerra Fría por la compañía estadounidense General Dynamics, el Tomahawk es ahora fabricado por la misma empresa que dio a conocer al mundo los misiles Patriot, que frenaron en los cielos israelíes a los iraquíes «Scud» durante la Guerra del Golfo.

Reclamo publicitario

La empresa Raytheon —que tiene su sede en Massachussets, emplea a 71.000 trabajadores y contó con unas ventas de 25.000 millones en 2011— adquirió la división de misiles de General Dynamics en 1997.

«Más de dos mil misiles Tomahawk han sido lanzados en diferentes escenarios bélicos», asegura como reclamo publicitario Raytheon, que recuerda, por ejemplo, que durante el derrocamiento de Gadafi un submarino de la US Navy lanzó más de 90 misiles Tomahawk con un amplio rango de objetivos.

Aunque siempre se ha planteado como misil para albergar cargas convencionales, el Tomahawk puede albergar todo tipo de explosivos, también nucleares.