El Parlamento turco elimina la normativa que «justificaba» los golpes de estado
El presidente turco Recep Tayyip Erdogan en una imagen de archivo
TURQUÍA

El Parlamento turco elimina la normativa que «justificaba» los golpes de estado

El artículo 35 del Código de Servicio militar decretaba que era el deber del ejército intervenir ante las «amenazas a la patria», que desde ahora serán solo «extranjeras»

Actualizado:

El Parlamento turco modificó este fin de semana el artículo del Código Interno de Servicio de las Fuerzas Armadas que, según sus detractores, ha servido de justificación para los sucesivos golpes de estado en la historia reciente de Turquía, nada menos que cuatro en el último medio siglo: en 1960, 1971, 1980 y 1997.

Hasta ahora, el artículo 35 rezaba: «El deber de las Fuerzas Armadas es proteger y salvaguardar la patria turca y la República de Turquía, tal y como estipula la Constitución». En la nueva redacción, se asegura que dicho deber es «proteger la patria turca contra las amenazas y los peligros provenientes del exterior, asegurar la preservación y el fortalecimiento del poder militar para que sea disuasorio, cumplir con sus deberes en el extranjero conforme a las decisiones del Parlamento, y ayudar a mantener la paz internacional».

En otro artículo, que definía el servicio militar como «la responsabilidad de aprender y conducir el arte de la guerra para proteger la patria turca, la independencia y la República», se ha suprimido toda la segunda parte, eliminando toda referencia a los elementos a defender.

Golpes para garantizar el laicismo

El ejército turco se ha considerado tradicionalmente a sí mismo como el garante último del carácter laico y secular del estado, por lo que no han dudado en interrumpir la vida política civil cada vez que consideraban que ésta se desviaba de las directrices establecidas por el fundador de la República, Mustafá Kemal Atatürk. Por ello, siempre han percibido a los partidos islamistas como «amenazas a la patria», por lo que en su visión, según el antiguo Código, la asonada militar estaría justificada.

Los temores de los actuales líderes turcos no carecen de fundamento: en 1997, las Fuerzas Armadas hicieron caer al gobierno islamista de Necmettin Erbakan, en el que militaban varios de los políticos que hoy están en el poder con el Partido Justicia y Desarrollo (AKP), entre ellos el propio primer ministro Recep Tayyip Erdogan. La nueva medida ha sido preparada de forma apresurada por el gobierno al hilo del golpe de estado en Egipto, que ha hecho caer al presidente Mohamed Mursi, miembro de los Hermanos Musulmanes.

Dado que el AKP tiene mayoría absoluta en la Cámara, el cambio fue aprobado sin dificultad este sábado, horas antes del inicio del descanso parlamentario por las vacaciones de verano.