Berlusconi, condenado a siete años de cárcel e inhabilitación de cargo público por el caso Ruby
Berlusconi, condenado a siete años de cárcel por el caso Ruby - efe

Berlusconi, condenado a siete años de cárcel e inhabilitación de cargo público por el caso Ruby

El ex primer ministro ha sido juzgado por extorsión, abuso de poder e incitación a la prostitución de menores

Actualizado:

Silvio Berlusconi ha sido condenado, en el llamado caso Ruby, a siete años de cárcel y a la prohibición a perpetuidad para ejercer cargos públicos por los dos delitos que ha sido juzgado en un Tribunal de Milán: abuso de poder y prostitución de menores. Se trata de una sentencia de primer grado, que será recurrida por los abogados del exprimer ministro.

La sentencia del Tribunal, presidido por Giulia Turri y compuesto por tres juezas, ha sido más dura de lo que había pedido la fiscal Ilda Boccassini, que había solicitado el pasado 13 de mayo seis años de cárcel: «Las jóvenes invitadas a las fiestas en la r esidencia de Arcore formaban parte de un sistema de prostitución organizado para el placer de Silvio Berlusconi», según describió la fiscal en las conclusiones finales de la acusación.

Ilda Boccassini lo acusó de un delito de prostitución de menores, al haber cometido, entre el 14 de abril y el 2 de mayo del 2010, actos sexuales pagando a la marroquí Karima El Mahroug (Ruby «robacorazones»), cuando la joven tenía 17 años. Era menor, y el exprimer ministro lo sabía, según subrayó la fiscal.

Al Cavaliere se le imputaba un segundo delito, abuso de poder: habría presionado en la noche del 27 de mayo del 2010 a los responsable de la comisaría de Milán para que la joven marroquí no fuera enviada a una residencia de menores, sino que fuera entregada, como así sucedió, a la consejera regional del Pueblo de la Libertad, Nicole Minetti (imputada en un proceso paralelo por organizar las fiestas con prostitutas a Berlusconi).

Después de un juicio que ha durado dos años y dos meses, con más de 50 audiencias, se ha llegado a esta sentencia con gran repercusión Mediática en todo el mundo, escuchada por Silvio Berlusconi en su residencia de Arcore.

«Una sentencia completamente fuera de la realidad y de toda lógica»El abogado del exprimer ministro, el diputado Niccoló Ghedini, ha manifestado que se trata de «una sentencia completamente fuera de la realidad y de toda lógica. El Tribunal no ha tenido en cuenta la realidad procesal». Il Cavaliere, que ha negado siempre las acusaciones, se mostró pesimista en las horas previas a la sentencia: «Me quieren eliminar de la política por vía judicial».

Las reacciones en su partido, el PDL, ha sido de indignación y condena. El presidente de los senadores, Renato Schifani, ha declarado que se trata de «una sentencia surrealista, con un culpable y ninguna víctima».