Vídeo: Una app para ahuyentar a los mosquitos EP
Vida sana

Sencillas formas eficaces de librarte de las picaduras de los mosquitos

Los expertos de la Organización de Consumidores y Usuarios prueban el funcionamiento de las apps que prometen ahuyentar a estos insectos

Actualizado:

Tras una primavera de lluvias intensas, este verano será más necesario que nunca protegerse de las picaduras de los mosquitos en nuestro país. Una de las propuestas más innovadoras son las aplicaciones para los teléfonos móviles y las tabletas que presumen de ahuyentar a estos insectos. Sin embargo, el método, que consiste en emitir ultrasonidos a través de un dispositivo es ineficaz, según apuntan los expertos consultados.

Pese a este fracaso, las descargas de estas aplicaciones aumentan cada verano y «pueden suponer un problema de seguridad y publicidad no deseada para el usuario», explica Enrique García, portavoz de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Además, estas apps pueden tener un efecto negativo. Aunque el oído humano no es capaz de percibir el sonido que emiten, las frecuencias podrían llegar a ser molestas para los bebés y los niños.

Desde la organización explican que «los mosquitos no tienen oído, por lo que no pueden percibir esos ultrasonidos. En cambio, lo que les atrae es nuestro olor, el calor o la respiración que emitimos. Por eso los repelentes recurren a principios activos que tratan de desorientar a los mosquitos actuando sobre su capacidad olfativa». Según el portavoz, «no valen para nada y no hay una justificación científica que esté detrás de estas apps».

En cuanto a las pulseras de citronela, Enrique García afirma que «no tienen tanta eficacia como las lociones. No obstante, para las personas que prefieren no utilizar químicos es una alternativa que ayuda a ahuyentar a estos insectos, sobre todo en sus primeros usos».

Para evitar las picaduras es recomendable no permanecer al aire libre entre el atardecer y el amanecer y sobre todo en estos dos momentos del día, ya que es cuando los mosquitos se muestran más activos.

Estos insectos acuden a la luz, por lo que una medida de precaución es abrir las ventanas cuando la luz está apagada. Para evitar que los mosquitos entren en casa también se pueden utilizar mosquiteras en las ventanas, puertas, camas o cunas, porque constituyen una barrera física de alta eficacia contra los insectos, que atacan por la noche. Para mejorar la protección, pueden impregnarse con permetrina o deltametrina.

El aire acondicionado impide la aparición de los mosquitos. También puedes colocar ventiladores dentro de casa para alejarlos, así como dejar bien cerrada y ventilada la habitación donde vayas a dormir. Es conveniente evitar las áreas donde los insectos acuden o tienen sus nidos: cubos de basura, balsas con agua, comidas y dulces sin tapar y jardines en flor. Así mismo, procura no molestar a los insectos.

Es aconsejable evitar los colores oscuros y brillantes porque atraen a los mosquitos

Es conveniente usar ropa que cubra la piel como camisetas de manga larga, pantalones largos y calcetines, así como evitar los colores oscuros y brillantes, que atraen a los mosquitos. Y no hay que olvidar sacudir la ropa antes de usarla si la has tendido en el exterior.

Una correcta higiene corporal también es importante, porque la sudoración y los olores fuertes, como el de los pies, les invitan a picar. Tampoco es aconsejable utilizar colonias que desprendan olores dulces ni jabones con perfumes o aerosoles para el pelo, ya que atraen a los insectos.

No basta solo con aplicar un repelente, hay que usarlo de manera adecuada. Es necesario seguir estrictamente las recomendaciones sobre el modo y frecuencia de uso descritos por el fabricante. Lo más adecuado es aplicar primero el fotoprotector solar, dejar absorber durante veinte minutos y, entonces, aplicarte el repelente de mosquitos. El farmacéutico te asesorará acerca del tratamiento más adecuado. Además, si vas a visitar un país en desarrollo, es recomendable acudir a un centro especializado en medicina del viajero o consultar con un médico antes de partir.

Las consecuencias de las picaduras pueden ser mucho más graves cuando se viaja a destinos vacacionales exóticos. Como recuerda González Zorzano, «algunas especies de mosquitos pueden suponer una vía de contagio de enfermedades tropicales peligrosas como la malaria, el dengue o la fiebre amarilla, por lo que antes de viajar, debemos informarnos sobre las vacunas y los tratamientos preventivos necesarios. Sea cual sea nuestro lugar de vacaciones —resume el experto—, para evitar la acción de estos insectos es necesario recurrir a repelentes de mosquitos que cuenten con dietiltoluamida (DEET) entre sus principios activos, ya que está considerado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como el más eficaz».

Los mosquitos «proliferan con mayor facilidad en ambientes húmedos y cálidos, por lo que la conjunción de una primavera lluviosa y las altas temperaturas típicas del verano podrían dar lugar a una población de mosquitos más numerosa de lo habitual», afirma Eduardo González Zorzano, experto del Departamento Científico de Cinfa. «Para poder extraer la sangre con mayor facilidad, la saliva de los mosquitos tiene un anticoagulante muy potente, que introducen en nuestro torrente sanguíneo al picarnos. Nuestro sistema inmunitario reconoce esa sustancia como algo ajeno al cuerpo y la ataca, lo que provoca la inflamación de la zona, picazón y, a veces, dolor, los típicos síntomas que todos conocemos», explica el experto.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia