Qué regalar a tu hijo para evitar sepultarlo con presentes en Navidad

Es importante explicarles que han de aprender a elegir, ya que no siempre se puede tener todo

MADRIDActualizado:

El niño abre un regalo, después otro, y otro, y otro... Los Reyes Magos han sido tan generosos, que se le acumulan los presentes, y con algunos, ni siquiera volverá a jugar, porque han quedado olvidados y arriconados en una esquina. La escena se repite en millones de casas durante estas fechas. La psicóloga Inmaculada Rodríguez Ángel, de Top Doctors, explica que, en el caso de los regalos navideños que reciben los más pequeños, más no significa mejor ya que, en ocasiones, se valora mucho más un regalo o dos que sean importantes y que tengan valor para el niño en vez de muchos regalos vacíos de significado.

¿Cómo se les puede enseñar el valor de los regalos a los niños?

Es importante enseñar el buen uso de los regalos, si no se cuidan o se rompen, tiene que haber consecuencias adecuadas. En regalos de coste elevado, se recomienda hacer un único regalo para que así puedan comparar. Si no se han portado bien, no es coherente premiarlos con regalos costosos.

¿Qué tipos de juguetes pueden estimular más?

Los regalos que se hagan pueden ir dirigidos a cubrir una necesidad de aprendizaje o de ocio, regalos que puedan aportar y no restar en lo social. No podemos mantener a nuestros hijos alejados de las nuevas tecnologías, pero si podemos enseñar a controlar el uso excesivo y enseñarles lo positivo de las mismas. Con las nuevas tecnologías se puede aprender y divertirse en familia, además de combinarlo con regalos de uso al aire libre y para jugar en grupo.

En cuanto al tipo de regalos, sobre todo regalos simples ya que así fomentamos el pensamiento creativo: juegos de equipo, de construcción, manualidades, pasatiempos, juegos de mesa, lectura. Además este tipo de juegos fomentan el trabajo en equipo.

¿Cómo se puede manejar la frustración de un niño?

Es importante explicarles que han de aprender a elegir, ya que no siempre se puede tener todo, y poner ejemplos de la vida cotidiana para que puedan encontrar símiles. Los niños han de frustrarse y es sano que lo hagan, esto les ayudará a ser adultos sanos que puedan tolerar las pérdidas. La frustración al igual que otras emociones, son pasajeras, simplemente hay que ser paciente con el niño y calmarle en la naturalidad de sentirse frustrado.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia