Caravana Naviluz

La bonita iniciativa para que los mayores vean las luces de Navidad en Madrid

Papá Noel «paseó» el pasado 20 de diciembre por las calles de la capital con pasajeros de lujo, personas que viven solas o en residencias

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

«No es cuestión de pensar en los años que nos quedan de vida, sino en preocuparse de darle vida a los años que nos quedan». Con esta afirmación parafraseaba una de las pasajeras de la Caravana Naviluz, una iniciativa de los taxis de Madrid para que las personas mayores conozcan las luces de Navidad en la capital. Con la ilusión de un niño cuando va a conocer algo nuevo estaban los 300 mayores que disfrutaron, el pasado 20 de diciembre, de esta bonita iniciativa.

Por segundo año consecutivo, los taxis montan en sus vehículos a pasajeros especiales para mostrarles cómo de iluminada está la capital. La iniciativa ha crecido de un año a otro. «En 2017, fuimos 19 taxis y 50 mayores; este año, hemos ascendido a un total de 110 coches con 300 personas mayores dentro», afirma Javier, uno de los taxistas que llevó a cabo la iniciativa.

«Es imposible explicar con palabras las caras de los mayores cuando van paseando por Gran Vía y dicen: hacía años que no pasaba por aquí. Te llena mucho el alma», continúa este taxista.

La idea surgió como una forma de devolverle a la sociedad lo que tanto le ha dado a este sector. Este año, incluso, al final del recorrido —que comenzó y terminó en el Santiago Bernabéu— tenían preparados mantecados y un concierto para escuchar villancicos en directo.

Los mayores, tanto los que viven solos en sus casas como en residencias, se vistieron con sus mejores galas para disfrutar de la tarde-noche madrileña. «Iniciativas como estas son muy necesarias para nosotros. Nos hacen olvidar los dolores por unas horas y eso es de agradecer», insistía una de las participantes.

En el interior del taxi de Javier, con un Papá Noel capitaneando, Conchi y Maricarmen agradecían esta iniciativa, porque «la soledad es muy grande en personas como nosotras. Aunque ya conozcamos las luces, verlas así es aún más especial», afirmaban.

Entre los vehículos que seguían esta caravana, todos ellos decorados con motivos navideños, también había coches adaptados para personas en sillas de ruedas y furgonetas donde cabían de 6 a 7 personas.

El próximo 2 de enero, los taxis volverán a desfilar por Madrid pero esta vez con niños con necesidades especiales en su interior. La salida será desde el Hospital Niño Jesús con un total de 60 vehículos.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia