REUTERS  Liés Hebbadj, junto a su mujer, multada por conducir con niqab
REUTERS Liés Hebbadj, junto a su mujer, multada por conducir con niqab

Cuando los polígamos cobran ayudas familiares ilegales

J. P. QUIÑONERO | PARÍS
Actualizado:

El uso de los distintos velos islámicos y el proyecto de ley que deberá prohibir totalmente el uso público del burka, el velo islámico integral, han precipitado una inflamable batalla política sin cuartel, con muchos flecos sociales, culturales e institucionales.

Brice Hortefeux, ministro del Interior, ha pedido al fiscal del Tribunal de Nantes que confirme o ponga fin a las sospechas de poligamia y cobro ilegal de ayudas familiares que pesan sobre un francés de origen argelino, musulmán de 34 años, Liés Hebbadj, cuya esposa, Anne (francesa convertida al islam), conducía un automóvil cuando vestía con un velo islámico integral (niqab), castigada con una multa de 20 euros.

Secta integrista

Anticipándose a las conclusiones del fiscal de Nantes, Liés Hebbadj ha convocado una rueda de prensa para desmentir ser polígamo y cobrar ayudas familiares ilegales. Matizando: «En Francia no está prohibido tener amantes...». Hebbadj es un musulmán ultrapiadoso, perteneciente a una secta integrista fundada en Pakistán, hacia 1920, el Tabligh, que defiende un islam «misionario».

A la espera que el fiscal de Nantes inculpe o no inculpe a Liés Hebbadj de poligamia y cobro ilegal de ayudas familiares por una docena de hijos, su caso se ha convertido en un incendio político, cuando el Gobierno ultima la redacción de un proyecto de ley contra el burka, que debiera aprobarse antes del verano.

La izquierda socialista afirma que Sarkozy utiliza un caso aislado y marginal para atraerse al electorado de la extrema derecha de Jean-Marie Le Pen.

Sin embargo, Le Pen considera innecesaria la futura ley contra el burka. A su modo de ver, la legislación actual permitiría reprimir y castigar el uso del burka. Punto de vista que comparten algunos dirigentes socialistas.

Por su parte, la Unión por un Movimiento Popular (UMP, el partido de Sarkozy) hace frente común con el Gobierno, matizando los puntos de vista sobre el caso de Liés Hebbadj, cuya poligamia, supuesta o real, plantea otro debate jurídico de fondo: ¿es posible privar de la ciudadanía a un polígamo...?

Privación de nacionalidad

Según varios especialistas, la privación de nacionalidad es un proceso largo y complejo, jurídicamente. Y, hasta ahora, la poligamia no se encuentra entre los motivos jurídicos que pudieran justificar la privación de la nacionalidad.

ÉricBesson, ministro de la Inmigración, anuncia una «evolución legislativa» en materia de poligamia, cuando la futura ley contra el burka todavía no está totalmente redactada.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia