Máxima de Holanda
Máxima de Holanda - ABC

La salud de la Reina Máxima preocupa a los holandeses

La Casa Real no ha dado detalles sobre el accidente por lo que aún se desconoce si la esposa de Guillermo de los Países Bajos podrá posar en la sesión de fotos de verano

MadridActualizado:

Después de la conmoción cerebral leve que sufrió la Reina Máxima el pasado viernes, la agenda oficial de la familia real holandesa parece verse modificada hasta que la monarca se recupere del accidente.

Pese a que la Casa Real no ha dado detalles sobre las circunstancias exactas en las que se produjo la caída de la reina Máxima. Publicó en Instagram el siguiente mensaje: «La Reina Máxima tiene una concusión cerebral leve debido a una caída que ocurrió el pasado viernes. La reina tendrá que tomarlo con calma por un par de días. El viernes por la mañana van a considerar si puede estar presente en la sesión de fotos. Le deseamos una pronta recuperación». No se sabe siquiera si fue dentro su residencia oficial o en otro lugar de los alrededores.

Puesto que los médicos han recetado unos días de reposo, ayer aún no se había decidido si la reina consorte va a participar en la sesión de fotos prevista para este viernes. Las sesiones defotos de la Familia Realse celebran en Holanda dos veces al año desde 2005 como parte de un código entre los medios y las autoridades a la hora de fotografiar la familia real. Según ese acuerdo, los periodistas aceptan no tomar fotografías de la familia real fuera de compromisos oficiales durante el resto del año, de manera que no sufren del acoso permanente de los flashes, pensando sobre todo en que las tres princesas puedan tener una vida lo más normal posible. A cambio, la familia real accedió a posar para los fotógrafos en dos sesiones al año; una vez al comienzo del verano y otra en el inicio de sus vacaciones de esquí en Austria.

La agencia RVD no ha dado ninguna información concreta acerca de cómo se cayó la reina Máxima, o si el accidente ocurrió dentro del hogar familiar o en qué circunstancias se produjo.

Hay que remontarse a 2015 para recordar la última indisposición de la reina Máxima por razones de salud, cuando sufrió una pielonefritis que le obligo a suspender su participación en un viaje oficial a China y a regresar a La Haya a causa de la fiebre.

Este año, la hija mediana de los reyes, la princesa Alexia, de diez años, se rompió una pierna mientras practicaba esquí durante las vacaciones de invierno.