Carmen Borrego, Terelu Campos y Rocío Carrasco
Carmen Borrego, Terelu Campos y Rocío Carrasco - GTRES

Rocío Carrasco, el mayor apoyo de las Campos en estos difíciles momentos

La hija de Rocío Jurado ha estado en todo momento al lado de la familia en la Clínica La Luz

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Aunque María Teresa Campos se encuentra evolucionando favorablemente, lo cierto es que son unos momentos muy difíciles para la familia. La presentadora tuvo que ser intervenida este lunes por un «cuadro de suboclusión intestinal secundario a un cuadro adherencial por cirugía ginecológica previa».

Por eso Rocío Carrasco, amiga íntima de la familia, no ha dudado en mostrar su apoyo a las Campos. La hija de la tonadillera Rocío Jurado ha acudido a la Clínica La Luz de la capital junto a las hijas de la periodista, Terelu Campos y Carmen Borrego.

Aunque no es la única que ha decidido acudir al centro hospitalario. Además de su entorno más cercano, la presentadora de televisión ha recibido la visita de Alejandro Rubio (exmarido de Terelu), con el que mantiene muy buena relación, y José Carlos Bernal, el marido de Carmen Borrego.

Rocío Carrasco y Carmen Borrego, a su llegada al hospital
Rocío Carrasco y Carmen Borrego, a su llegada al hospital-GTRES

Evolución favorable

La emblemática presentadora de televisión María Teresa Campos daba un susto a sus seguidores al ingresar en urgencias el pasado fin de semana por unos fuertes dolores abdominales, pero nada grave. Fue la propia periodista la que intervino el pasado sábado antes de empeorar su salud por teléfono en directo en el programa para tranquilizar a los colaboradores y a la audiencia en general: «He pasado un mal ratillo esta mañana, pero ya lo veía venir desde hace bastante, cuando hizo un año que me quitaron la vesícula empecé a tener alguna molestia. Tenía dolores inaguantables y he hecho muy bien en venir al hospital», tras lo cual seguró que en las pruebas no se había encontrado nada raro y que todo se debía a un problema con la vesícula, que no revestía gravedad.

Nada hacía presagiar que finalmente, la periodista tendría que ser operada. En la tarde del lunes, María Teresa tuvo que ser intervenida por un «cuadro de suboclusión intestinal secundario a un cuadro adherencial por cirugía ginecológica previa».

«La paciente Doña María Teresa Campos Luque ha sido intervenida quirúrgicamente este lunes por un cuadro de suboclusión intestinal secundario a un cuadro adherencial por cirugía ginecológica previa. La intervención por técnica laparoscópica ha transcurrido sin ninguna incidencia. Se encuentra en observación médica evolucionando favorablemente», se puede leer en el parte emitido por el centro.