Kiko Jiménez y Sofía Suescun - Gtres | Vídeo: EP

El programa del veranoA la luz la versión de la Policía sobre el enfrentamiento con Kiko Jiménez y Sofía Suescun

También se han desvelado las declaraciones de los jóvenes en el juicio rápido que se celebró ayer

ABC
MadridActualizado:

Sofía Suescun y Kiko Jiménez no paran de protagonizar titulares. Este fin de semana después de protagonizar un altercado con la Policía en Marbella que terminó con el joven pasando la noche en el calabozo. La televisiva en «Viva la vida» explicó su versión de los hechos: «Estoy alucinando con todo lo que ha pasado y muy preocupada por que haya individuos de este tipo ejerciendo de policía», comenzó diciendo. «Todo empieza porque tenemos que entrar a una sala de Marbella y el señor agente decide no dejarnos pasar», y añade: «Llevábamos mucha prisa, le enseñamos el teléfono y no nos hizo ni caso».

Tras esto, el agente amenazó a la pareja con multarles con 200 euros y cuatro puntos del carnet «por no hacerle caso». «Le rebatimos esa denuncia y el señor no lo entiende bien y actúa de una manera incorrecta», se defendió la televisiva enseñando un parte de lesiones que presentó junto a la denuncia. «Un agente me cogió y subiéndome por el aire me metió en el coche como si hubiera cometido un delito», dijo asegurando que le hizo mucho daño en una muñeca. «Kiko grabó la situación. Fue entonces cuando la policía le quitó el teléfono móvil de muy mala manera y le pidió que pusiese la clave y borrase el vídeo porque no era adecuado grabar a un agente. Sin embargo, la policía acabó requisando el dispositivo y deteniendo a Kiko».

Ayer por la mañana se celebró el juicio rápido donde el joven se enfrentaría a una condena de entre tres meses y un año de cárcer por desacato a la autoridad. Desde «El Programa del Verano» han desvelado esta mañana la versión oficial de la Policía y las declaraciones de los jóvenes en el juicio. Tal y como informan los agentes, Kiko y Sofía se dieron a la fuga y fueron interceptados un kilómetro más lejos por un compañero. «Soy un personaje público, soy intimo amigo de la dueña del local y voy a entrar por aquí porque soy una celebrity», dijo el joven en tono chulesco.

Cuando le obligaron a salir del coche, la televisiva gritó: «soy famosa, mañana se va a enterar todo el mundo en Telecinco de la mierda de policía que hay en Marbella. ¿Qué pasa, que fo***s poco y no tienes otra cosa que hacer?», a lo que los agenets decidieron introducirla en el coche policial. En ese momento, Kiko se puso a grabar la escena con el móvil y les advirtió: «Tengo muchos seguidores y os estoy grabando para Instagram». Le advirtieron que no se podía grabar y él se negó así que tuvieron que reducirle para frenarle. Uno de los agentes tiene un parte de lesiones y está de baja por quitarle el móvil a Kiko.

El programa también ha revelado las declaraciones de los protagonistas en el juicio rápido, a través de las cuales aseguran que «No le dije al agente que fuese una celebrity . Grabé con el móvil porque cogieron a Sofía de muy malas maneras y me parecía una injusticia, entonces me agarraron por el cuello y me tiraron al suelo. Sé que estaba morado porque un compañero le dijo: 'Para ya que está morado'», y añadió: «Soy una persona muy pacifica, vivo de mi imagen y tengo unos ingresos de unos 4,000 euros al mes».

Por su parte, Sofía dijo: «No le digo al agente de que la policía sea un mierda. Lo que sí es cierto es que Kiko empezó a grabar porque le indignaba la situación. El mismo policía que me mete en el coche es el que agrede a Kiko para quitarle el móvil y grabar todos los vídeos», y concluyó: «Me cogieron como a un trapo y eso no lo puedo tolerar».