El príncipe Harry se desvía 3.000 km en su viaje para ver a Meghan Markle

Tras un viaje oficial por el Caribe debía regresar a Londres

MadridActualizado:

Tras el viaje oficial que hizo por las siete naciones caribeñas, el príncipe Enrique de Inglaterra se desvió 3.000 kilómetros a Toronto (Canadá) para ver a su novia, Meghan Markle (35 años).

Ha representado a su abuela, la Reina Isabel II, durante su visita por los países del Caribe, donde ha acudido para celebrar el 35º aniversario de la independencia de Antigua y Barbuda y el 50º de Barbados y Guyana.

Después de 14 días de intensos encuentros, se suponía que tenía que regresar a Londres, pero no lo hizo. Según el medio «US Weekly», el hijo del príncipe Carlos y Lady Di decidió desviarse de su rumbo para hacerle una visita rápida a su pareja, con la que lleva algo menos de dos meses.

Parece que el británico, de 32 años, no ha podido esperar para ver a su guapa novia. De hecho, ambos ya preparan una escapada romántica. «Será un viaje de una semana», ha asegurado una fuente cercana, que afirma que «solo quedan algunos detalles para finiquitar el periplo».