GTRES

María Teresa Campos, en tratamiento para controlar la ansiedad

La comunicadora regresa a 'Sálvame' tras su enfado con los productores

MADRIDActualizado:

Tras un mes desaparecida de la televisión, María Teresa Campos ha reaparecido en el programa Sálvame tras su enfado para continuar con su sección semanal como defensora de la audiencia. Y tal y como nos cuenta la revista Lecturas, la presentadora ha tenido que recurrir a un ansiolítico para su recuperación.

Recordamos que la Campos decidió marcharse del programa tras la emisión del último capítulo del docu-reality de Las Campos y los posteriores comentarios que realizaron los colaboradores de Sálvame, que enfadaron a la presentadora hasta tal punto que los productores de La Fábrica de la Tele tenían serias dudas de si volvería al trabajo e incluso estaban pensando en Mercedes Milá como posible sustituta.

Sin embargo, la presentadora de 'Qué Tiempo Tan Feliz' ha decidido dejar todos los dimes y diretes que apuntan a que sus hijas y su novio Edmundo no mantienen una buena relación y ha regresado para continuar al pié del cañón. Aunque no cabe duda de que este pasado mes no ha sido nada fácil para la madre de Terelu y Carmen Borrego, ya que ha tenido que recurrir a un tratamiento médico para aliviar sus problemas de mareos: «Hay frentes abiertos que tienen que ver con el trabajo, la vida, con la economía... y ha sido mandarme una cosita, que no voy a decir qué es, y que se me quitaran los mareos».

LECTURAS

Parece que Teresa ahora se encuentra mucho mejor gracias a este tratamiento del que no ha querido desvelar el nombre para no influir en los espectadores que puedan automedicarse: «Yo soy antifármacos total. Lo que me han mandado es una 'cosita' ansiolítica para bajar el estrés. Porque además de lo que tengo en las cervicales, todo era por el estrés».

La periodista, mucho más recuperada, tendrá que seguir soportando las críticas y los comentarios que cuestionan su relación con el humorista Edmundo Arrocet y es que además de pisar el plató de Sálvame, todavía quedan dos capítulos de Las Campos por emitirse además de otro que tienen que rodar. Y es que muy a su pesar, la presentadora tiene que seguir grabando para afrontar sus problemas económicos con Hacienda ya que el fisco le reclama una deuda de 300.000 euros. Además, a esta deuda podría sumarse otra reclamación de unos 800.000 euros que actualmente la presentadora tiene recurrida.

Mientras tanto María Teresa trata de hacer borrón y cuenta nueva y es que a su vuelta se ha mostrado de lo más cariñosa con Mila Ximénez, una de las colaboradoras más críticas con la defensora de la audiencia.