María Castiella en el Palacio de la Generalitat,
María Castiella en el Palacio de la Generalitat, - INÉS BAUCELLS

María Castiella, una bella aristócrata entra en la corte de Albert Rivera

La nueva jefa de Gabinete de Ciudadanos tiene 33 años y viene de familia de alcurnia. Dejó su puesto en La Moncloa para seguir al líder de C’s

MADRIDActualizado:

Ante un horizonte político incierto en el que se dibuja cada vez con mayor nitidez una nueva consulta electoral, Ciudadanos continúa reforzando su equipo. A principios de esta semana, el presidente de la formación naranja, Albert Rivera, anunciaba con gran entusiasmo la incorporación de María Castiella, de 33 años, como su nueva jefa de Gabinete, sustituyendo en el puesto a José Manuel Villegas que a la vez ejercía como vicesecretario general del partido.

El martes, Albert y María recorrían los pasillos del Congreso compartiendo confidencias y las impresiones propias de alguien que da los primeros pasos de su nueva andadura profesional. A Castiella se la vio muy desenvuelta en todo momento, saludando a sus nuevos compañeros y derrochando elegancia y saber estar con un sobrio traje de pantalón y chaqueta. Ayer, viernes, acompañaba a su nuevo jefe en su encuentro con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en Barcelona. Castiella ha superado su primera e intensa semana con éxito. Esta madrileña de familia linajuda, currículum impecable y ambición infinita, sabe bien cómo moverse en las altas esferas.

El líder de Ciudadanos y María Castiella en un despacho del Congreso
El líder de Ciudadanos y María Castiella en un despacho del Congreso- EFE

María fue criada en un elevado ambiente cultural, rodeada de arte y literatura. Su madre, Mariola Gutiérrez de Calderón, una leyenda en materia de protocolo y ceremonial, y su padre, Fernando Castiella y Quijano, la llevaban cada fin de semana al Museo del Prado. Allí, la pequeña correteaba entre Goyas y Velázquez. Además, uno de sus tíos regentaba una galería de arte clásico donde se pasaba las horas muertas cuando salía del colegio. Los libros, y sobre todo la poesía, tampoco faltaron nunca en casa. La nueva jefa de gabinete de Ciudadanos es nieta de la famosa poetisa, escritora y autora teatral Fina de Calderón, quien se casó con José Fernando Gutiérrez de Calderón, marqués de Mozabamba del Pozo. El matrimonio mantuvo una excelente relación con las grandes figuras de la Generación del 98 como Machado, Unamuno o Valle-Inclán.

La pasión por la política y las relaciones internacionales la heredó de su abuelo paterno, Fernando María Castiella, ministro de Exteriores entre 1957 y 1969, catedrático de Derecho Internacional y diplomático. Este aguerrido mandatario será recordado por sus esfuerzos de negociación con Reino Unido sobre Gibraltar, en el marco del proceso de descolonización llevado a cabo en las Naciones Unidas, y por su marcado carácter liberal.

Educación exquisita

La familia de María Castiella siempre se esforzó en procurarle una educación exquisita. Estudió en el Colegio Británico de Madrid e hizo su carrera de Derecho en el CEU, especializada en Derecho Comunitario. Habla a las mil maravillas inglés y francés. Comenzó su carrera profesional en el despacho de Garrigues en Bruselas. Posteriormente, trabajó en el Parlamento Europeo y en la plataforma de fondos de inversión Allfunds Bank, realizando labores de marketing y comunicación. Antes de aceptar la atractiva oferta de Ciudadanos, donde fue reclutada por un headhunter, ejercía como asesora para asuntos europeos del presidente del Gobierno en funciones Mariano Rajoy.

Con su background tanto personal, con lo más exquisito del mundo de las letras y la política en casa, como profesional, con una dilatada carrera a pesar de su corta edad, pasa a engrosar la nueva generación de bellas políticas aristócratas de otras formaciones políticas.

María Castiella vive con una maleta bajo el brazo. No sólo por sus compromisos profesionales, sino también por su espíritu viajero y su curiosidad por descubrir nuevas culturas. Cuanto más lejos, mejor. Es una gran apasionada de los deportes exteriores, practica el tenis, y cuando quiere desconectar de todo y perderse por unos días encuentra su gran refugio en el mar.