REUTERS

Lady Gaga y Bradley Cooper, así se montó la escena de amor del año

¿Romance verdadero o estrategia de marketing para reventar la taquilla? Analizamos los cuatro minutos más comentados de la gala de los Oscar

Los Ángeles Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Boquiabierto, sin aliento y pasmado ante semejante derroche de química y pasión. Así se quedó el patio de butacas -y también los que cotilleaban desde bambalinas- del Dolby Theatre de Los Ángeles el pasado domingo tras la interpretación del tema «Shallow» por Lady Gaga y Bradley Cooper. Basta con enumerar los millones de repeticiones y visionados de los únicos cuatro minutos de gloria de la que se ha considerado como la ceremonia más aburrida. Ellos marcaron un paréntesis al protagonizar una de las actuaciones más memorables de la historia de Hollywood.

Se veía venir. La expectación era máxima y ninguno de los dos defraudó. Con moreno presidencial, adquirido en un súper hotel de Los Cabos (México) los días anteriores a la gala y después de que la artista neoyorquina cancelara su boda con Christian Carino -hizo lo propio casi un año antes con Taylor Kinney-, Bradley y Gaga alimentaron los rumores de su supuesto romance con cada mirada, con los susurros, con esos gestos pícaros que uno y otro se dedicaban. En una butaca, entre el público, Irina Shayk, madre de la hija de Bradley y su pareja actual, miraba alucinada aquella interpretación del dúo. El dueto se convirtió en viral y los tabloides anuncian drama. Hay quema de amistades, Gaga no sigue a Irina en las redes, y viceversa. «The Sun» titulaba a bombo y platillo con el enfado de Irina, mientras otros anunciaban que había algo más tras la química de los protagonistas de la película «Ha nacido una estrella». El estudio distribuidor del filme ha aprovechado el éxito para reestrenar la película unas semanas. «Ver a Lady Gaga y Bradley Cooper interpretar ‘‘Shallow’’ me calienta el corazón», escribieron en Twitter.

Gloria Campano, madre del actor, Bradley Cooper e Irina Shayk
Gloria Campano, madre del actor, Bradley Cooper e Irina Shayk - REUTERS

Reestreno de la película

Lo cierto es que la amistad entre Gaga y Bradley, si bien real, es la de dos grandes actores que han conseguido encantar al público con la magia de su talento. Ayer mismo Gaga apareció en Jimmy Kimmel desmintiendo los rumores de romance y anunciando que «Ha nacido una estrella» regresa a los cines por una semana. «Todo estuvo cuidadosamente dirigido. Bradley supo cómo iluminar cada minuto de la actuación y nos dirigió a los dos», dijo Gaga a Kimmel. «No debes creer lo que digan las redes sociales, porque son el váter del internet. La gente vio lo que nosotros quisimos que vieran».

La estrella del pop insistió en que «Shallow» es una canción romántica y así la interpretaron. «Lo que las redes sociales han hecho a la cultura pop es terrible. Y sí, la gente vio amor, pero ¿sabe qué? Vieron lo que nosotros quisimos que vieran. Esta es una canción de amor, la película ‘‘Ha nacido una estrella’’ es un filme romántico. Hemos trabajado muy duro para conseguirlo y eso se vio en la actuación de los Oscar», admitió Gaga.

Evidentemente, el trabajo se lo debía a Bradley. «Nunca renuncio el control de mis interpretaciones en vivo, y he hecho un millón de ellas; pero él dirigió el filme y le di el honor de dirigir la interpretación del domingo. Bradley tenía una visión muy clara de lo que debíamos hacer. Cuando cantas canciones de amor, tratas de contagiar ese sentimiento. Somos artistas y creo que hicimos un buen trabajo. Os engañamos a todos».

Irina Shayk, eclipsada

La aparición de Gaga en Jimmy Kimmel es una manera de desviar la atención desde ellos a la película, aunque la estrella no comentó en ningún momento las razones de su ruptura con Christian Carino ni la mala relación que, supuestamente, ella mantiene con Irina, pues en ningún momento de la ceremonia se cruzaron una sola palabra y eso que se sentaron juntas. De hecho, la madre de Bradley se comportó de una manera más cercana con Lady Gaga que con Irina Shayk, la «segundona» de la noche.