Todos los detalles de la boda de Luilla, hija del príncipe Lucio Bonaccorsi y de la diseñadora Luisa Beccaria

La novia contrajo matrimonio en Sicilia con Filippo Richeri Vivaldi Pasqua

MadridActualizado:

La revista ¡HOLA! lleva hoy entre sus páginas un amplio reportaje de la boda entre Luilla, hija del príncipe Lucio Bonaccorsi y de la famosa diseñadora italiana Luisa Beccaria, y Filippo Richeri Vivaldi Pasqua. La publicación cuenta todos los detalles sobre el idílico enlace rodeado de románticos vestidos, coronas de flores y un ambiente bucólico que llenaron los cuatro días que duró la celebración, desde la fiesta de bienvenida, en la alambrada de Marzamemi -un encantador pueblecito que pertenece al príncipe Domenico Bonaccorsi-, hasta la despedida, ala tardecer, en el palacio de Castelluccio, propiedad de la familia de la novia.

Congratulations to Lucilla and Filippo❤️ #lucillaefilippo #castellucio #sicily #luisabecaria #aboutyesterday #weeding #friends

Una publicación compartida de Naty Abascal (@natyabascal) el

Según explica la revista, la boda se celebró en «Feudo de Castelluccio», propiedad de la familia de la novia. Una lluvia de pétalos recibió a los recién casados a la salida de la iglesia en Castelluccio, en la finca del padre de la novia.

Entre los invitados se encontraban numerosos miembros de la aristocracia, como Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo, que vistió de Luisa Beccaria; Coco Brandolini, la princesa Isabella Lobkowicz, el príncipe Pierre d´Aramberg, los condes Gilberto y Bianca Arrivabene Gonzaga, la princesa Beatriz de Borbón de las dos Sicilias y Naty Abascal, acompañada por el diseñador Edgardo Osorio.

Come nelle favole : le tre belle sorelle #lucillaefilippo

Una publicación compartida de Coralla Maiuri Personal (@corallamaiuripersonal) el

Tanto los vestidos de las damas de honor como el de la novia fueron creación de alta costura de la diseñadora Luisa Beccaria, la célebre diseñadora italiana, que realizó el velo con el mismo encaje del vestido, inspirado en los bordados tradicionales sicilianos, y que Lucilla llevaba sujeto con dos broches antiguos de diamantes.

Love is in the air !!! #wedding #castellucio #luisabecaria #sicily

Una publicación compartida de Naty Abascal (@natyabascal) el

Según explica ¡HOLA!, la novia llegó desde la villa, a través del sendero de palmeras, acompañada por su padre, bajo un palio de encaje siciliano y su cortejo de pajes y damas de honor. Junto al sendero, las campesinas recibían a los invitados con ramos de espigas, símbolo de prosperidad. El almuerzo nupcial tuvo lugar en el maravilloso olivar de la finca, con larguísimas mesas vestidas con manteles de encaje croché sobre telas de lino azul claro.

Another beautiful table !!! Good Night !!!#castellucio #lucillaefilippo #luisabecaria #sicily #wedding #fun #friends

Una publicación compartida de Naty Abascal (@natyabascal) el