Uma Thurman, en la imagen del centro, supuestamente operada tal y como apareció el pasado día 9 de febrero. Las otras dos son capturas de su paso por el programa de la NBC tres días después
Uma Thurman, en la imagen del centro, supuestamente operada tal y como apareció el pasado día 9 de febrero. Las otras dos son capturas de su paso por el programa de la NBC tres días después - AFP

Uma Thurman no se ha operado: solo se trataba de maquillaje

«No sé qué ha pasado», ha declarado la actriz en un programa de la NBC, en el que ha aparecido con el rostro de siempre

ABC.ES
Actualizado:

Todas las alarmas saltaron esta semana cuando Uma Thurman, de 44 años, apareció sobre una alfombra roja para promocionar su próxima miniserie «The Slap» y dejó boquiabiertos a numerosos medios por unos presuntos retoques estéticos e inyecciones de botox. Su cambio físico era evidente. Muchos aseguraron que había pasado por el quirófano. Incluso hay quienes apuntaron que la protagonista de «Pulp Fiction» y «Kill Bill» padecía dismorfofobia. Sin embargo, nada de esto es cierto. Uma Thurman no ha pasado por el quirófano. Su cambio se debió a algo que todas las mujeres conocen a la perfección: el maquillaje.

La actriz ha acudido este jueves al programa «Today» de la NBC para presentar «The Splash» y, ya de paso, despejar todas las dudas en torno a su «nuevo rostro». Evidentemente, ha aparecido la intérprete que todos conocíamos. No había rastro alguno tipo Reneé Zellweger. Simplemente, era ella. «Entonces, ¿qué pasó?», le ha preguntado la presentadora del programa sobre el revuelo que se ha producido en los últimos días. «No lo sé», ha dicho la actriz. «Supongo que a nadie le gustaba mi maquillaje. Llevo en este mundo desde hace muchos años y la gente dice cosas agradables y también malas», ha declarado.

Su maquillador, Troy Surratt, ha declarado al portal de moda « Refinery 29» que ambos acordaron que la intérprete luciera un look diferente, más asociado a una revista de moda y no tanto a una celebridad.

Así, optaron por marcar mucho la frente y los labios para conseguir un «estilo francés», ha reconocido el maquillador. Surratt apostó también por una base de maquillaje muy cremosa y un contorneo del rostro muy marcado en pómulos y frente. Al mismo tiempo, optó por un maquillaje muy ligero en los ojos pero con unas cejas retocadas para enmarcar la mirada. «Terminé con un brillante sombra sedosa beige en sus párpados y se fue sin máscara de pestañas», asegura.

El maquillador ha afirmado que tan solo decidieron experimentar con el maquillaje. «Y Uma se sentía hermosa», ha asegurado Surratt.